Previenen universidades efectos financieros colaterales

Previenen universidades efectos financieros colaterales
Por Carlos Reyes en Campus Milenio

Las universidades e instituciones de educación superior delinean estrategias y diseñan alternativas para evitar afectaciones severas en su desarrollo académico, a raíz de los ajustes al gasto, anunciados para 2015.

Aunque la Secretaría de Hacienda no tocará en lo absoluto el gasto destinado ya a la educación superior, que se incluye en el gasto ordinario a ejercerse este año, los efectos podrían venir en los recursos extraordinarios y los presupuestos incluidos en los fondos concursables.

Hasta el momento no hay un monto exacto ni oficial de cuánto millones de pesos podrían dejar de percibir las universidades públicas del país, pero los rectores y autoridades universitarias ya advierten rezagos en la planeación, en la expansión y diversificación de la oferta y en la difusión de la cultura.

José Antonio Gómez Espinoza, Secretario General de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos (UAEM), advierte que para el próximo ciclo escolar no se contempla un crecimiento en la matrícula debido a que no habrá recursos adicionales.

Incluso, dice, existe la posibilidad de reorganizar algunas áreas de la universidad sin que esto afecte todavía más a la población estudiantil.

Y es que, de acuerdo con el funcionario, los 124 mil 300 millones de pesos que recortó la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), obligan a las instituciones a optimizar los recursos existentes

Además, el ajuste al gasto público afectará la ampliación de la oferta educativa, el incremento de la matrícula, así como las investigaciones y las inversiones en ciencia y tecnología.

De acuerdo con las primeras estimaciones, explica Gómez Espinoza, el impacto a la UAEM en todos estos rubros implicaría una disminución de 7 mil millones de pesos.

Reajustes necesarios

En un sentido menos aciago, Enrique Cabrero Mendoza, director del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), plantea que el ajuste presupuestal para este año afectará sólo las obras de infraestructura que se tenían proyectadas para este 2015, mas no las becas y otros programas prioritarios.

Sin embargo, reconoce que el crecimiento que tendrá el Conacyt será menor al que se estimaba para este año, o bien que el programa de cátedras para jóvenes investigadores se mantendrá aunque no en la misma magnitud que se tuvo el año pasado.

“El programa de cátedras para jóvenes investigadores se mantiene ciertamente no en la magnitud de 2014; en el 2014 fueron 574 cátedras pero, este año andaremos alrededor de 300, pero de todas formas es un flujo interesante», explica.

Cabrero Mendoza plantea que, a pesar de los ajustes, en estos dos años se espera contar con al menos 800 nuevos investigadores incorporados en el sistema.

En el tema de infraestructura, el director del Consejo explica que los grandes centros que se tenían proyectados para este 2015, tendrán que postergarse hasta 2016, una vez que la economía pueda reactivarse.

Otro de los rubros que se verán afectados es la disponibilidad que hay para los fondos mixtos con los gobiernos de los estados.

“El Sistema Nacional de Investigadores no se toca, de hecho en las becas queremos pasar de 57 mil a 59 mil al final de este año, el número de investigadores del Sistema Nacional de investigadores es de más de 23 mil, seguramente para inicio del 2016 vamos andar en los 25 mil, el crecimiento que traemos eso no lo vamos a detener», asegura.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s