En zonas de alto riesgo meteorológico o sísmico el 65% de hospitales de México

En zonas de alto riesgo meteorológico o sísmico el 65% de hospitales de México
Por Lourdes Vera Manjarrez en el semanario de la UAM Vol. XXI, Núm. 15

Estudios de vulnerabilidad realizados por el Comité Nacional de Evaluación, Diagnóstico y Certificación  de  Hospitales  –del  Programa  Hospital  Seguro  Frente  a Desastres  (PHS)–  señalan  que  65 por ciento de las instalaciones en México está ubicado en zonas de alto riesgo meteorológico o sísmico, informó el doctor Salvador Duarte Yuriar.

El  representante  de  la  Universidad  Autónoma  Metropolitana (UAM)  en  dicho  Programa  precisó  que  éste  fue  creado  por  la Organización de las Naciones Unidas e instrumentado a través de las organizaciones Mundial y Panamericana de la Salud en los países miembros que ratificaron la iniciativa.

Para diagnosticar las condiciones de seguridad que guardan los centros  hospitalarios  se  estiman las amenazas del entorno y se valoran elementos estructurales y no estructurales, así como la capacidad  funcional,  compartió  el  también  responsable  del  Laboratorio Habitabilidad y Desarrollo Sustentable de la Unidad Xochimilco de la UAM.

La religión experimenta un fenómeno de diversificación y pluralidad

La religión experimenta un fenómeno de diversificación y pluralidad
Por Lourdes Vera Manjarrez en el semanario de la UAM Vol. XX, Núm. 47

A mediados del siglo pasado se pensaba que la religión se iba perdiendo progresivamente entre la población, sin  embargo  algunos  científicos identificaron una gran diversidad de expresiones que muestra  la enorme adaptación  frente  al  cambio  social, señaló  el doctor Carlos Garma Navarro, investigador de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM).

La  religión  experimenta  un  fenómeno de diversificación y pluralidad en el que sus   expresiones y prácticas van más allá de  los  límites institucionales y doctrinales, sugiriendo  una  cierta  desregulación de lo religioso y un desplazamiento al plano  individual  fuera de  las iglesias, en espacios en apariencia seculares, indicó el docente del Departamento de Antropología de la Unidad Iztapalapa.

En el XVII Encuentro de la Red de Investigadores del Fenómeno Religioso en México, Rifrem, que se realizó en esta casa de estudios del nueve al 11 de  julio, el especialista  subrayó  que  la  religión está  presente  otra  vez  en  las  diferentes esferas pública, de ahí el interés de exponer en este  foro –que se realiza cada año– trabajos desarrollados  desde  perspectivas distintas  acerca  de  las manifestaciones sociales de  la  religión y  la religiosidad.

La ciudad de México es el espacio de mayor diversidad  en dicho campo cuya sociedad ha llegado a entender  la  importancia de  la pluralidad de creencias y muestra tolerancia a esas expresiones. En  el  Distrito  Federal,  agregó, el  número  de  personas  que  tiene alguna  creencia  religiosa  pero  no está adscrito a alguna iglesia se duplicó  en  la  última  década,  lo  que evidencia  el  rechazo  a  la  institución religiosa.

La recreación de la memoria, función primordial del museo

La recreación de la memoria, función primordial del museo
Por Lourdes Vera Manjarrez en el semanario de la UAM Vol. XX, Núm. 38

La doctora Miriam Bertran Vilá, nutrióloga  y  antropóloga  social  que se desempeña como investigadora en la Unidad Xochimilco de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM),  ha  indagado  durante más de  una  década  por  qué  los mexicanos  comen  lo  que  comen  para explicar cómo afecta esto la salud.

La  información obtenida en estos estudios  será presentada en el Seminario  food  studies:  food,  cultures  and  health,  en  el marco  de la  quinta  edición  de  la  Asia-Euro Conference 2014, que organizaron la Taylor’s University, Subang Java, Malaysia y la Université de Toulouse Le Mirail, de Francia, y será realizada del 19 al 21 de mayo.

El  encuentro  fue  convocado con  el  objetivo  de  dar  a  conocer las  contribuciones  de  las  ciencias sociales  a  la  comprensión  de  los hábitos  alimenticios  humanos; esta  edición  propone  avanzar  en la construcción de una red internacional  para  investigar  sobre  alimentación, salud y cultura.

Especialistas  de  Francia,  México,  España,  Finlandia,  Australia  y Brasil compartirán datos y  resultados de sus indagaciones; discutirán metodologías,  paradigmas  y  marcos  teóricos utilizados; expondrán las problemáticas derivadas de los contextos nacionales, y estudiarán las condiciones para articular la red de estudios sobre alimentación.

La constitución de una red internacional sería de la mayor trascendencia,  opinó  la  experta,  porque los  estudios  que  emerjan  de  ella constituirían  lineamientos para  ser retomados  por  organismos  internacionales  de  alimentación,  salud y economía a manera de recomendaciones específicas en la búsqueda  de  soluciones  a  problemáticas determinadas.

Las recomendaciones derivadas de estudios  serios  son  siempre de la mayor relevancia al momento de diseñar políticas públicas, opinó la científica.

Desde hace mucho tiempo, una de las sugerencias desde la academia en México ha sido nunca ir en contra de la tradición o las costumbres alimentarias y sigue cometiéndose el error de no considerar tal aspecto. Por ejemplo, se  incentiva el consumo de frutas y verduras sin la producción suficiente ni el abasto equitativo de esos alimentos.

Como resultado de  la experiencia y el  rigor del  trabajo  científico realizado en la UAM en la línea de Alimentación y Cultura se han creado  lazos colaborativos con  la Universidad de Toulouse, con la que la UAM ha firmado un convenio marco para desarrollar proyectos de investigación, educación y difusión.

El doctor Salvador Vega y León, rector general de la UAM, realizará una visita a la Universidad de Toulouse para firmar un acuerdo específico  con  el  Instituto  Superior  de Turismo, Hotelería y Alimentación, que pertenece a esa institución de educación superior.

La ciencia será motor de desarrollo con un sistema de educación superior de excelencia

La ciencia será motor de desarrollo con un sistema de educación superior de excelencia
Por Lourdes Vera Manjarrez en el semanario de la UAM Vol. XX, Núm. 18

Para convertir la ciencia, la tecnología y la innovación en motores de desarrollo y crecimiento de México se  requiere un sistema de educación superior de excelencia garantizado por políticas públicas de largo plazo articuladas coherentemente, recursos públicos y privados, y una estrategia en favor de la participación y el acceso de las mujeres a la educación y la toma de decisiones.

La maestra Carmen López-Portillo, rectora de la Universidad del Claustro de Sor Juana, hizo el planteamiento ante el Foro: Una mirada a la ciencia, tecnología e innovación con perspectiva de género: hacia un diseño de políticas públicas.

 

El doctor Salvador Vega y León, rector general de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), reconoció el esfuerzo denodado que realizan las mujeres en los ámbitos de la educación, la ciencia y la tecnología.

A la Casa abierta al tiempo ingresan a nivel licenciatura más alumnos que alumnas, sin embargo se titula mayor cantidad de mujeres que de hombres, mostrando la pujanza de ellas que en condiciones diferentes son capaces de obtener el título más rápidamente, argumentó el Rector General.

La reunión fue convocada por el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos, la Universidad del Claustro de Sor Juana, el Instituto Nacional de las Mujeres y el Foro Consultivo Científico y Tecnológico A. C.

En el encuentro participaron la doctora Gabriela Dutrénit Bielous, titular del Foro; la maestra Iris Santacruz Fabila, directora general académica de la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior en México, y Marcela Eternod Aramburu, secretaria ejecutiva del Instituto Nacional de las Mujeres.

Ley de movilidad debe considerar a todos los actores

Ley de movilidad debe considerar a todos los actores
Por Lourdes Vera Manjarrez en el semanario de la UAM Vol. XX, Núm. 17

Para alcanzar el derecho a la movilidad en la zona metropolitana de la ciudad de México es indispensable una ley que tome en cuenta a todos los actores, señalaron los doctores Eduardo Preciat Lámbarri y Manuel Vidrio Carrasco, investigadores de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM).

El derecho al transporte es parte fundamental del derecho a la urbe y continuará sin ser satisfecho adecuadamente mientras la normatividad esté basada en criterios funcionalistas en la concepción del servicio, indicaron los especialistas.

El servicio público no cubre la totalidad del territorio; predomina el transporte concesionado ineficiente y contaminante; falta coordinación adecuada entre las diferentes modalidades, y es aplicado un esquema de alto consumo energético.

Todo esto impide la satisfacción del usuario, es decir, que ejerza su derecho a un transporte de calidad accesible y asequible, señalaron los expertos.

El diagnóstico menciona que el problema puede resolverse con más accesibilidad y menos desplazamientos, así como mejorando la accesibilidad y no sólo abocándose a trasladar a más pasajeros en distancias mayores, pero aumentando gasto y consumo de energía.

El impulso de un esquema público de gran capacidad y adecuado para el medio ambiente; la operación de un sistema de prepago único automatizado; la modernización de los centros de transferencia modal –paraderos– y la regulación efectiva de las empresas de transporte concesionado, recomendaron.

Cultura vs biología, necesario para el comportamiento social

Cultura vs biología, necesario para el comportamiento social
Por Lourdes Vera Manjarrez en el semanario de la UAM Vol. XX, Núm. 17

Las diferencias entre naturistas y ambientalistas respecto de lo que define el comportamiento fueron superadas con los estudios que en materia de neurociencia social han sido realizados en las últimas dos décadas, señaló el doctor José Luis Díaz Gómez, académico de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Cultura versus biología o lo innato versus lo adquirido son confrontaciones que han quedado atrás. Investigaciones recientes –de John Cacioppo, en particular– dan cuenta de que los dos factores están presentes y son necesarios para que se manifiesten los comportamientos sociales, explicó el invitado al disertar sobre Generalidades de la neurociencia social.

 

Durante el Seminario de Neurociencia Social, que organizaron profesores integrantes del Laboratorio de Cognición Social de la Unidad Iztapalapa de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), el especialista precisó que en algunos casos el peso puede inclinarse hacia la selección genética y ciertas pautas neuronales.

Pero en otros predominan la instrucción, la cultura, la enseñanza y las creencias, aunque al final ambos componentes están entrelazados y son inseparables.

Al reseñar algunas hipótesis recientes e importantes en el campo de la neurociencia social se refirió a la teoría del cerebro social del antropólogo Robin Dunbar, la cual propone que la demanda de interacción fue una presión evolutiva sobre el cerebro.

Estas investigaciones dan origen a lo que se conoce justamente como cerebro social, un concepto que especifica que los cerebros voluminosos y las capacidades cognitivas de los seres humanos han evolucionado mediante una intensa competencia social en la cual los antagonistas desarrollan estrategias de engaño complejas con el fin de obtener mayor éxito social y reproductivo.

El sistema educativo mexicano no permite aplicar el saber derivado de la investigación

El sistema educativo mexicano no permite aplicar el saber derivado de la investigación
Por Lourdes Vera Manjarrez en el semanario de la UAM Vol. XX, Núm. 15

Es indispensable que los sistemas educativos de México establezcan objetivos curriculares uniformes a todo el país, pero también que los procedimientos utilizados para alcanzarlos estén adecuados a la situación, características y posibilidades de cada estudiante, afirmó el doctor Carlos Muñoz Izquierdo, homenajeado por la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) en reconocimiento a sus contribuciones al diseño de políticas educativas.

En una ceremonia celebrada en el Auditorio Arquitecto Pedro Ramírez Vázquez de la Rectoría General de la Casa abierta al tiempo, el doctor Walterio Beller Taboada, coordinador general de Difusión –quien asistió en representación del doctor Salvador Vega y León, rector general de la UAM– señaló que investigadores como el fundador del Centro de Estudios Educativos A. C. deben ser honrados con la discusión y el debate de las ideas, en este caso en torno a la educación.

Durante el Seminario: Desigualdades y reforma educativa, convocado como parte de las actividades por el 40 aniversario de la UAM y en honor del economista, éste afirmó que “en este momento sólo puedo aspirar a reconocer con alegría y con mucha gratitud, el crecimiento intelectual que mis alumnos han alcanzado a través de mis largos años de docencia”. Esto ha servido para que algunos se hayan convertido en verdaderos líderes en el campo de la investigación educativa, destacó.

Uno de los problemas del sistema educativo mexicano consiste en que todavía carece de los procedimientos necesarios “para que nuestros docentes sean capaces de aplicar algunos conocimientos que han sido aportados por los investigadores en este campo. “Estamos ante la disyuntiva de dejar que el sistema escolar siga funcionando como hasta la fecha –lo que nos obligará a pagar todos los costos inherentes a la pasividad– o impulsar las acciones necesarias para lograr esos objetivos que hemos buscado”. El doctor Muñoz Izquierdo es licenciado en Economía por el Instituto Tecnológico Autónomo de México; cursó el Doctorado en Educación y Desarrollo Internacional en la Universidad de Stanford, Estados Unidos, y recibió el Doctorado Honoris Causa en Educación por el Sistema de Universidades Jesuitas de México.

Al dictar una videoconferencia magistral desde la Universidad de Harvard, Estados Unidos, el doctor Fernando Reimers se refirió a la importancia del conocimiento científico para avanzar en la ampliación de las oportunidades educativas.

El saber debe permitir crear programas de enseñanza y ponerlos en práctica a gran escala de manera que todos los niños puedan desarrollar competencias que les ayuden a convertirse en autores de su propio destino y a contribuir al mejoramiento de sus comunidades.

La formación de una cultura sustentable debe iniciar en primaria

La formación de una cultura sustentable debe iniciar en primaria
Por Lourdes Vera Manjarrez en el semanario de la UAM Vol. XX, Núm. 15

Los impactos medioambientales no pueden considerarse “externalidades” productivas de las formas de desarrollo y consumo prevalecientes; es responsabilidad de gobiernos, empresas, sociedad civil e instituciones de educación superior modificar esa visión y crear conciencia sobre la condición finita de los  recursos naturales del planeta.

“Resulta irresponsable pensar que es posible sostener los procesos de manufactura tal como los conocemos sin migrar a formas de producción más adecuadas para el medio ambiente y, consecuentemente”, para los seres humanos, señaló el maestro Víctor Manuel Sosa Godínez.

El coordinador general de Vinculación y Desarrollo Institucional de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) habló en el 9no.

Foro internacional de desarrollo sustentable, convocado por la Unidad de Asociaciones de Ingenieros, en representación del doctor Salvador Vega y León, rector general de esta casa de estudios. Al dictar la conferencia Los retos de la educación superior ante el cambio climático expuso que la conformación de una cultura sustentable debe iniciar desde la instrucción básica y consolidarse a través de los años formativos alcanzando una condición sólida e integral en el nivel superior.

Así, el egresado –sea cual sea su esfera profesional– extenderá su cultura de cuidado al medio ambiente al resto de la sociedad. “El papel de las instituciones de educación superior en materia de sustentabilidad y en el establecimiento de acciones frente al cambio climático es procurar la preparación de estudiantes que integren la sustentabilidad al ejercicio profesional y de ciudadanos responsables del medio ambiente”, concluyó el maestro Sosa Godínez.

UAM: La realidad de los jóvenes universitarios, poco estudiada

UAM: La realidad de los jóvenes universitarios, poco estudiada
Por Lourdes Vera Manjarrez en el semanario de la UAM Vol. XX, Núm. 12

El campus universitario constituye la propiedad colectiva de las comunidades estudiantiles, que establecen en cierta medida los procedimientos de tránsito y estancia, señaló el doctor Adrián de Garay Sánchez, ex rector de la Unidad Azcapotzalco de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM).

En el Coloquio: El papel de la UAM en la antropología mexicana –que reunió a destacados egresados del Posgrado en Ciencias Antropológicas en la celebración de su 20 aniversario– el investigador dijo que la apropiación de ese territorio es diverso y los jóvenes encuentran en él un espacio para desarrollar prácticas que los significan y constituyen como sujetos pertenecientes a múltiples colectivos.

De Garay Sánchez, egresado del Doctorado, expuso que la realidad de los universitarios ha sido explorada escasamente por la investigación social en México y que apenas comienzan a dilucidarse los complejos  procesos en los que ellos se ven inmersos para integrar en la práctica social dos mundos en tensión constante.

Hay que considerar también que los jóvenes universitarios no son un dato sino una categoría social en construcción continua, lo que supone romper con definiciones esencialistas o estandarizadas.

Conocer a ese sector y su trayectoria es de la mayor importancia porque “los jóvenes universitarios son distintos a lo que eran hace 40 años; el promedio de edad de los docentes es de 58 años y hace cuatro décadas era de 32, una brecha generacional que se ahonda cada día y en la que es preciso poner atención para no distanciar más la cultura escolar de las  juveniles; ese es el gran reto que no podemos eludir”, puntualizó el especialista.

Pensión no contributiva reduce pobreza entre adultos mayores

Pensión no contributiva reduce pobreza entre adultos mayores
Por Lourdes Vera Manjarrez en el semanario de la UAM Vol. XX, Núm. 10

En 2008, 17 por ciento de los adultos mayores en México padecía pobreza alimentaria; para superar la pobreza extrema en ese grupo poblacional hubiese sido necesaria una transferencia monetaria de apenas 0.0256 por ciento del Producto

Interno Bruto (PIB) en el ámbito urbano, y de 0.0391 por ciento del PIB en el área rural, señaló la doctora Nora Garro Bordonaro, investigadora de la Unidad Iztapalapa de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM).

Durante el Seminario 2013 de  teoría y política económica y social en México, organizado por el Área de Teoría Económica y el Departamento de Economía de esa sede universitaria, la profesora dijo que los datos demuestran que una política social de pensión no contributiva para los adultos mayores no es cara y que el beneficio es significativo, como demuestran los resultados obtenidos en los países donde este esquema ha sido puesto en marcha.

Las experiencias en Argentina, Brasil, Bolivia, Namibia, Sudáfrica y parcialmente en México, en el Distrito Federal, indican que con una pensión no contributiva la pobreza y la inseguridad alimentaria del citado sector de la población se reducen en forma importante; se promueve el uso y la demanda de servicios sociales; se monetarizan economías rurales; se empodera a los adultos mayores, y aumenta su bienestar.

La justificación teórica para universalizar una política social de este corte se sustenta en que la redistribución del ingreso del PIB, y en general la disminución de las desigualdades, contribuye al desarrollo, enfatizó la experta.