Recorte de $7,800 millones en educación

Recorte de $7,800 millones en educación
Por Laura Poy Solano en La Jornada

Especialistas y profesores señalaron que el recorte de 7 mil 800 millones de pesos al sector educativo no sólo es lamentable, también lanza una alerta ante las posibles afectaciones que puedan generarse en las escuelas.

Asimismo, consideraronpreocupante que el gobierno federal afecte un sector que es prioritario para el país, cuando persisten gastos innecesarios, como la creación de una alta burocracia para atender institutos y nuevas dependencias educativas.

Etelvina Sandoval, profesora-investigadora de la Universidad Pedagógica Nacional (UPN), destacó:llevamos años demandando que se aplique una distribución más equitativa del gasto para el sector, que se destine más a escuelas y docentes, y menos a la alta burocracia, que desde 2001 ha crecido de forma constante. Al mismo tiempo, consideró, se escatiman los recursos que deben llegar a las escuelas, y que son indispensables para el trabajo pedagógico.

A ello, dijo, se añade que también hay información descontextualizada de las plazas docentes, pues se habla de éstas como si en todos los casos se tratara de jornada completa, cuando muchas veces corresponden a determinado número de horas asignadas a un docente. Parece que se pretende dar una idea distorsionada de que sobran maestros y que su nómina es una carga al erario.

Profesores disidentes de la capital del país y de Chiapas también condenaron el anuncio de recorte hecho por gobierno federal, pues advirtieron que no se puede aplicar una reforma educativa si el Estado “no da las condiciones mínimas de infraestructura y equipamiento. Lo que hasta la fecha no se cumple.

Por experiencia sabemos que cuando viene un recorte al sector educativo, por más que se diga que será en gasto operativo, acaba por afectar las escuelas y los programas que directamente van enfocados a los alumnos y maestros, señaló Adelfo Alejandro Gómez, secretario general de la sección 7 de Chiapas.

En entrevista por separado, Enrique Enríquez, secretario general de la sección 9, y Francisco Bravo, ex dirigente sindical, alertaron que a las primarias regulares del Distrito Federal no se les ha asignado recurso alguno para atender las necesidades de limpieza e higiene.

Dan sólo 148 patentes del país en la primera mitad de 2014

Dan sólo 148 patentes del país en la primera mitad de 2014
Por Laura Poy Solano en La Jornada

En el primer semestre de 2014 se presentaron 8 mil 106 solicitudes para el registro de una patente en México. De ellas, sólo 518 son nacionales y 7 mil 588 extranjeras. De acuerdo con cifras del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) y de la Secretaría de Economía, en ese periodo se otorgaron 4 mil 774, de las cuales sólo 148 fueron del país.

En las cifras dadas a conocer por el gobierno federal destaca que de 2006 al primer semestre de 2014 se presentaron 130 mil 456 solicitudes de patente en el país. Sin embargo, sólo 7 mil 758 fueron nacionales, lo que corresponde a 5.9 por ciento del total de las solicitudes.

Respecto de las concedidas, de las 88 mil 140 que se registraron en México, 2 mil 96 son nacionales, esto es 2.3 por ciento de los permisos concedidos para ejercer un derecho exclusivo para la explotación de una invención.

En contraste, en su informe más reciente la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI), revela que en 2013 se presentaron 2.57 millones de solicitudes de patentes en el orbe, de las cuales 10 por ciento es de China, que ocupa el primer lugar con 825 mil 136 solicitudes; le sigue Estados Unidos con 571 mil 612, y Japón con 328 mil 436.

Indicadores mundiales

En la edición 2014 de los Indicadores Mundiales de la Propiedad Intelectual, elaborado por la OMPI, destaca que pese a la desigual recuperación de la economía mundial, se detectó un aumento de 9 por ciento en el registro de patentes a escala global, comparado con 2012.

Resalta que 1.7 millones fueron presentadas por residentes y 860 mil por no residentes. Subraya que China y Estados Unidos recibieron 54.4 por ciento de las solicitudes a escala mundial, mientras disminuyeron en Europa, que alcanzó 5.8 por ciento del total global.

La OMPI destaca que el mayor número de solicitudes publicadas en el mundo correspondió a tecnología informática con 7.6 por ciento del total, seguida de maquinaria eléctrica, 7.2, comunicación digital, 4.5 y tecnología médica con 4.3 por ciento.

Sin embargo, en México las solicitudes se concentran en artículos de uso y consumo, pues de 2006 al primer semestre de 2014 se presentaron 38 mil 272; otras 31 mil 217 para el área química y de metalurgia, y a técnicas industriales diversas corresponden 17 mil 640.

Crea Conacyt 574 plazas académicas

Crea Conacyt 574 plazas académicas
Por Laura Poy Solano en La Jornada

El Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) destinará cerca de 500 millones de pesos a crear 574 plazas académicas denominadas cátedras Conacyt, destinadas a jóvenes investigadores y tecnólogos, que podrán ser adscritos a universidades, centros e institutos públicos de investigación de todo el país.

En conferencia de prensa para dar a conocer la publicación de las convocatorias, tanto para investigadores como instituciones, el titular del consejo, Enrique Cabrero Mendoza, explicó que el Conacyt será la parte patronal de estos 574 jóvenes, que podrán recibir un salario de hasta 37 mil pesos mensuales y solicitar apoyo para infraestructura y equipamiento por 500 mil pesos. Y acceder tanto de manera individual como en la integración de grupos de tres a cinco investigadores.

Captar jóvenes talentosos, el propósito

El funcionario indicó que el crecimiento en el número de estas plazas, las cuales contarán con nombramientos definitivos adscritos al Conacyt, dependerá de los recursos que apruebe cada año el Congreso de la Unión, aunque la meta es alcanzar 3 mil cátedras antes de que concluya el sexenio.

El objetivo, explicó, es captar a jóvenes talentosos, incorporarlos a la vida científica, proteger la etapa de arranque de su carrera.

Agregó que con este programa piloto se busca dar respuesta a la renovación de la planta de investigadores, que nos llevará muchos años y requiere de la participación de todos, pero hoy resolvemos de golpe parte del problema con esta iniciativa.

Detalló que serán plazas que se asignarán mediante un convenio entre el Conacyt y las instituciones, con una agenda precisa y acordada entre ambas partes.

Asistieron Francisco Bolívar Zapata, del Consejo Consultivo de Ciencia de la Presidencia de la República, y José Franco, presidente de la Academia Mexicana de Ciencias.

Consultar convocatorias en www.conacyt.mx

Con Enlace “creamos un monstruo con el que no sabemos convivir”: Díaz Barriga

Con la prueba Enlace “creamos un monstruo con el que no sabemos convivir”: Díaz Barriga
Por Laura Poy Solano en La Jornada

Los sistemas de evaluación educativa en México, en todos los campos donde se aplican, están generando procesos no deseados, simulación, errores y deficiencias en los mecanismos de medición. Hemos creado un monstruo y no sabemos cómo convivir con el, afirmó Ángel Díaz Barriga, académico del Instituto de Investigaciones sobre la Universidad y la Educación de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y experto en evaluación educativa.

Agregó que los resultados de la Evaluación Nacional de Logro Académico en Centros Escolares (Enlace) se basan en un instrumento del que nunca conocimos sus bases sicométricas, ni cómo se elaboraban o seleccionaban sus preguntas. Nunca supimos qué reflejaba del aprendizaje del alumno. Nos dijeron que estaba alineado a la currícula nacional, pero nos pedían que creyéramos en su palabra.

En entrevista con La Jornada, afirmó que la prueba “no fue hecha para determinar un ranking para decir este es el mejor lugar o la mejor escuela, pero se permitió un examen mal hecho”.

Consideró que en la elaboración de nuevos instrumentos de evaluación todo se quiere hacer sobre las rodillas, a la carrera, para decir que se está haciendo algo. Se prevé dar poco más de un año para elaborar no un instrumento, sino 10, porque tenemos que construir cuatro en primaria, tres en secundaria y tres en bachillerato. ¿Vamos a tener un buen examen para mayo de 2015?, es una pregunta que deberíamos hacernos como sociedad.

Díaz Barriga lamentó que quienes se están desgarrando las vestiduras porque este año no se aplicará Enlace y no se tendrá el dato de cómo están los alumnos, no piensen técnicamente cómo se construye una prueba.

Indicó que reconocer que Enlace pervirtió la verdad, como afirmó el secretario de Educación, Emilio Chuayffet, es importante, pero no suficiente, pues destacó que se aplicó una prueba a un costo promedio de 200 millones de pesos anuales por un lapso de siete años. Se trata de mucho dinero, para después encontrar que no sirve.

Se perdió de vista que la evaluación es compañera del proceso educativo, para la reflexión del profesor, pero aquí se ubicó como un elemento de sanción y premio, como un factor de si te va bien, te doy.

Consideró que es necesario cambiar el eje de la evaluación para centrarla en las escuelas y no en los individuos. De esta forma se pueden dar los resultados de los alumnos al centro escolar para que los analice y defina qué hacer, pero lo peor que pudo suceder en México es que pusimos en el banquillo de los acusados al maestro, y lo estamos atacando por todas partes.

Cabe señalar que desde el primer año de su aplicación, en 2006, los resultados de Enlace revelaron que más de la mitad de alumnos de primaria y secundaria se ubicaban en niveles de insuficiente y elemental.

En 2006, 78.7 por ciento de los alumnos de primaria alcanzaron estos niveles de desempeño en español, y en matemáticas fue de 82.4 por ciento. En secundaria los resultados no fueron mejores, pues 85.3 de los adolescentes tuvieron resultados insuficientes y elementales en español, y 95.4 en matemáticas.

Para 2013, 57.2 por ciento de quienes cursaban su primaria aún no lograron mejorar sus aprendizajes en español, y 51.2 por ciento en matemáticas. En secundaria se mantuvo en 80.3 por ciento en español con niveles insuficientes y elemental, y 78.1 por ciento en matemáticas.

Enlace, uno de los “fraudes” que más ha lesionado el sistema educativo: expertos

Enlace, uno de los “fraudes” que más ha lesionado el sistema educativo: expertos
Por Laura Poy Solano en La Jornada

La Evaluación de Logro Educativo en Centros Escolares (Enlace) es uno de los fraudes que más ha lesionado el sistema educativo nacional, pues en función de sus resultados no sólo se entregaron estímulos a los docentes, se tomaron decisiones, sin ningún sustento pedagógico, para impulsar mayores puntajes, participar en programas como Escuelas de Calidad, e incluso se designaron estudiantes y profesores ejemplares, afirmaron especialistas del sector.

Con un costo promedio de 18 pesos por alumnos, de acuerdo con datos de la Secretaría de Educación Pública (SEP), de 2006 a 2013 se invirtieron al menos mil 514 millones de pesos sólo para la elaboración de materiales, distribución, aplicación y calificación de la prueba, lo que representa un gasto público millonario, que sólo generó corrupción, aseguraron.

En entrevista por separado, Tatiana Coll Lebedeff y Lucía Rivera Ferreiro, investigadoras de la Universidad Pedagógica Nacional (UPN), coincidieron en que la prueba se convirtió en una herramienta de distorsión del sistema, pues no sólo generó prácticas nocivas como la simulación y la corrupción para alcanzar mejoras salariales o de inversión en las escuelas, el problema de fondo es que se desvirtuó el objetivo de la evaluación educativa.

Destacaron que no basta reconocer que se erró en haber vinculado los resultados de Enlace con estímulos a maestros y escuelas, debe entenderse que “no se ha respondido una pregunta clave: ¿por qué ocurrió esto? No se ha querido aceptar que el problema central es que se usó no para retroalimentar a docentes y escuelas, sino para garantizar un mayor control de los docentes.

Al respecto, Marisol Silva Laya, directora del Instituto de Investigaciones para el Desarrollo de la Educación de la Universidad Iberoamericana, aseguró que sustituir la prueba por un instrumento más confiable es una decisión acertada, pues Enlace tuvo fallas, no se controló la aplicación, lo que no permitió tener confianza absoluta en los datos obtenidos, es decir, al no contar con supervisión, nunca se pudo asegurar que la prueba se aplicara correctamente”.

Coll Lebedeff aseguró que el daño que se ocasionó a millones de alumnos durante casi una década de su aplicación, en la cual muchos maestros se dedicaron casi exclusivamente a preparar la prueba y a la práctica del llenado de bolitas. Desde su creación, dijo, se desvirtuó para qué se quería evaluar y cómo hacerlo.

Reconocer que Enlace fue un fraude para todo el sistema no resuelve la incógnita de cómo se resolverá este problema para la llamada segunda generación de pruebas que incluye no sólo el desempeño del alumno, sino el ingreso y promoción dentro del servicio docente, puntualizó.

Rivera Ferreiro destacó que sin tener claridad en las causas y la falta de un proyecto educativo que determine para qué y cómo vamos a usar la evaluación, mejorar técnicamente la prueba no va a resolver el problema.

Además, insistió, no se ha esclarecido cómo se hará para evitar que las prácticas de corrupción y simulación propiciadas por Enlace no se repitan, y que las pruebas que se realicen a partir de 2015 no incurran en una desviación pedagógica de sus metas. Sin responder a qué fines sirvió Enlace, aseguró, se van a reproducir la simulación y las prácticas de corrupción.

Con la nueva generación de evaluaciones se evitará el sesgo cultural: INEE

Con la nueva generación de evaluaciones se evitará el sesgo cultural: INEE
Por Laura Poy Solano en La Jornada

En 2015 se contará con una nueva generación de evaluaciones del logro académico para alumnos de educación básica y media superior con un nuevo contenido que evite el sesgo cultural y cuya aplicación se oriente a un modelo muestral y no censal, como había ocurrido desde 2005, a fin de mantener un control sobre su aplicación, afirmó Silvia Schmelkes, presidenta de la junta directiva del Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE), y cuyos resultados aún se evalúa si serán públicos.

La funcionaria aseguró que suspender la aplicación de la Evaluación Nacional de Logro Académico en Centros Escolares (Enlace) en 2014 no es grave, y calificó como exagerada la preocupación de quienes se oponen a la medida, pues consideró que los resultados del año pasado entre los alumnos ya indican sus áreas de oportunidad. Las cosas no cambian tanto de un año a otro.

En entrevista con La Jornada, aseguró que se debe separar por completo la evaluación del logro en el aprendizaje de la que se realiza a los docentes, “porque las pruebas de logro no pueden tener consecuencias de ningún tipo.

Fue precisamente esto y la falta de control lo que llevó a los resultados nefastos que estamos conociendo. Son errores que no queremos repetir”.

Nos queda claro, dijo, que “no pueden ser pruebas con consecuencias, mucho menos sobre estímulos y salarios de los docentes, y ojalá que tampoco sobre la reputación de las escuelas para hacer un ranking sin considerar factores que sabemos influyen en el aprendizaje, como el contexto sociocultural y económico”.

Informó que a finales de marzo se tendrán las conclusiones sobre la evaluación a Enlace, pero adelantó que los nuevos mecanismos de detección del logro tendrán un énfasis en el desarrollo de habilidades básicas y superiores de pensamiento entre los estudiantes, a fin evitar que se privilegien los conocimientos específicos que se memorizan y se repiten, por lo que no descartó que la prueba sea mucho más pequeña de lo que era hasta la fecha.

Schmelkes destacó que una de las conclusiones de cómo se aplicó Enlace en años recientes, es que su principal propósito fue la rendición de cuentas y la premiación. Y una cosa es evaluar al alumno y otra a profesores. No se puede confundir ni evaluar a un maestro a partir de los resultados de sus alumnos, porque esto depende de muchas cosas. Hacer lo contrario sería injusto.

En el INEE, aseguró, se tiene el compromiso de aplicar una nueva generación de pruebas pero con un uso formativo. Que los docentes puedan usar los resultados para conocer sus propias áreas de oportunidad y profesionalizarse, por ello aseguró que se tendrá un control estricto de su aplicación, y se orientará hacia un modelo mixto, donde se aplique una evaluación muestral con algún tipo de prueba censal que pueden aplicar los maestros y sin dar cuentas a nadie.

Sin embargo, reconoció que por su complejidad se requiere al menos un año para su elaboración, que incluirá la conformación de comités que realicen las preguntas, otros grupos que las revisen, así como su piloteo, el cual deberá aplicarse antes de que concluya 2014, o a más tardar en los primeros días de 2015.

Educación de baja calidad, legado de la crisis mundial del aprendizaje

Educación de baja calidad, legado de la crisis mundial del aprendizaje
Por Laura Poy Solano en La Jornada


En la actualidad se enfrenta una crisis mundial del aprendizaje que conduce a que 250 millones de niños y jóvenes no hayan adquirido los saberes mínimos en lectura y matemáticas, pese a que la mitad estuvo escolarizado por lo menos cuatro años. Esto representa un costo anual para las gobiernos de 129 mil millones de dólares, alertó la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco).

Durante la presentación regional del informe de seguimiento de la Educación Para Todos 2013/2014, se destacó que la mayoría de las naciones de América Latina, entre las que se incluye México, están lejos de alcanzar dos de los seis objetivos propuestos en Dakar en el año 2000: disminuir el analfabetismo y mejorar la calidad de la educación, pues al menos uno de cada cuatro niños que viven en países pobres no puede leer una oración completa.

El legado de una educación de baja calidad, advirtió la Unesco, es más profundo de lo que se pensaba, pues 175 millones de jóvenes en el mundo, que equivale a 25 por ciento de la población juvenil, tampoco puede leer una oración completa o una parte de ella.

Atilio Pizarro, director de planeación de Unesco-América Latina, señaló que en México al menos 50 por ciento de los niños y adolescentes no adquieren los saberes básicos en lectura, matemáticas y ciencia. Además, hay poco más de 5 millones de adultos que no saben leer ni escribir y una cantidad igual se considera analfabeta funcional, es decir, quienes viven al margen de la sociedad, porque pese a saber leer y escribir no pueden tomar decisiones informadas.

En un acto encabezado por el secretario Emilio Chuayffet Chemor, y la representante de la Unesco-México, Nuria Sanz, Jorge Sequeira, titular de la oficina de la Unesco para América Latina, subrayó que hay una crisis mundial del aprendizaje que nos deja claro que no es posible lograr una educación de calidad sin docentes bien formados.

Es por esto que la Unesco recomendó tener docentes bien formados y, sobre todo, capaces de atender las necesidades de los grupos sociales más desfavorecidos, lo que requiere atraer a los mejores aspirantes, proporcionarles la formación pertinente y destinarlos a las zonas del país donde sean más necesarios, así como ofrecerles estímulos para que adquieran un compromiso de largo plazo con la enseñanza.

Chuayffet reconoció que aún se requiere avanzar en la alfabetización de adultos, mejorar la calidad de los aprendizajes y cerrar las brechas en el acceso al conocimiento entre niños pobres y ricos. Afirmó que con la reforma educativa el Estado recuperó la rectoría en la materia, pese a los intereses de todo género y las inercias de todo origen, e invitó a la Unesco a participar en los foros de consulta sobre el modelo educativo.

Sequeira destacó que la baja calidad de los aprendizajes afectan en mayor medida a los sectores más desfavorecidos de la población que tienen menos oportunidades de acceder a la educación temprana, a la formación primaria y secundaria, a no desertar y a recibir una formación que les permita adquirir los conocimientos básicos para acceder a una vida digna.

Por lo que respecta a las seis metas del programa Educación para Todos, enfatizó en cuanto a la educación de la primera infancia, que, pese a los avances, uno de cada cuatro niños menores de cinco años sufre desnutrición y retraso en su crecimiento, mientras en 2011 sólo la mitad de la población en edad de acudir a prescolar podía hacerlo.

En el acceso universal a la primaria, detalló que en el mundo 57 millones de niños no asisten a las aulas, a los que se suman al menos 69 millones de adolescentes que no están escolarizados. Los adultos que no saben leer ni escribir suman 774 millones en el orbe, lo que representa una disminución de sólo uno por ciento en más de una década. Agregó que en la región se estima que entre 36 y 40 millones de personas son analfabetas. De ellas, al menos 5.5 millones viven en México.

La igualdad de género en el acceso a la educación primaria y secundaria, aún es una meta por alcanzar en la mayoría de las naciones, pues sólo 60 por ciento de los países la han alcanzado en primaria, y únicamente 38 por ciento en secundaria.

En cuanto a financiamiento en educación, Sequeira subrayó que la Unesco recomienda a los países invertir 6 por ciento de su producto interno bruto o 20 por ciento de su gasto público.

Nuria Sanz explicó que la Unesco-México también impulsa nuevas metodologías enfocadas a la educación, la migración y la violencia, así como estudios sobre el bullying, la cultura de la paz y las escuelas sustentables.

“Revisión exhaustiva” del SNI en marzo

“Revisión exhaustiva” del SNI en marzo
Por Laura Poy Solano en La Jornada

Como premio al desempeño de 750 investigadores de universidades privadas, el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) destinará 126 millones de pesos del erario al pago de estímulos económicos, lo que representa 3 por ciento de los recursos asignados por la Federación al Sistema Nacional de Investigadores (SNI), que este año contará con 3 mil 722 millones de pesos.

En entrevista con La Jornada, Eugenio Zetina Badillo, director general del SNI, señaló que se beneficiará a especialistas de 40 instituciones privadas de educación superior, y anunció que el sistema se someterá a una revisión exhaustiva a partir de marzo próximo.

Adelantó que se consultará a la comunidad científica sobre los procesos de ingreso y evaluación que se aplican actualmente para afinar su reglamento y atender algunas voces que justificadamente argumentan que se puede mejorar, pero consideró que será hasta 2015 cuando se aplique una nueva normatividad.

También informó que 85 por ciento de los investigadores que recibirán este estímulo económico trabajan en las universidades La Salle, Anáhuac, Panamericana, Iberoamericana, de las Américas de Puebla, y los institutos Tecnológico de Monterrey, y Autónomo de México.

Agregó que es un reconocimiento que se entrega al desempeño del investigador, y no por los proyectos de investigación científica y tecnológica que desarrollen estas casas de estudio, pues es resultado de un proceso de evaluación individual que realiza la propia comunidad científica.

Pese a que el comunicado dado a conocer por el Conacyt el pasado martes señala que la entrega de estos apoyos pretenden contribuir al desarrollo integral de la investigación científica y tecnológica, Zetina Badillo señaló que las autoridades hacendarias los reconocen como un premio, por lo que no hay ninguna obligación salarial.

Señaló que los investigadores de universidades particulares beneficiados representan 3.5 por ciento del total de los 21 mil 350 especialistas adscritos al SNI. Y consideró que el porcentaje de los fondos públicos que se les entregará es un monto realmente muy pequeño.

Sin embargo, destacó que tan sólo en este año ingresaron al SNI 50 nuevos investigadores provenientes de universidades privadas, y ha ido en aumento, pues en 2008 sólo se contaba con 300, a quienes se cubría 30 por ciento de su estímulo salarial.

Insistió que la meta es promover que las universidades privadas inviertan más recursos en ciencia y tecnología, pues se comprometieron a destinar el mismo monto a investigación.

Zetina Badillo aseguró que se cumple con los requisitos de los artículos 66 y 67 del SNI, que establecen que sólo se podrán destinar recursos públicos a las instituciones sociales o particulares inscritas en el Registro Nacional de Instituciones y Empresas Científicas y Tecnológicas, siempre y cuando se haya dado cobertura previa a los estímulos que requiere la investigación pública.

No vamos a dejar de pagar un solo centavo a los investigadores de las universidades públicas. No estamos quitando a las universidades públicas para dar a las privadas. Todos los investigadores que están en el SNI, adscrito a instituciones públicas, recibirán la totalidad de los estímulos según nivel y categoría.

Incorporan al Sistema Nacional de Investigadores (SIN) a científicos de las universidades privadas

Incorporan al Sistema Nacional de Investigadores (SIN) a científicos de las universidades privadas
Por Laura Poy Solano en La Jornada

El Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) firmó un convenio para incorporar al Sistema Nacional de Investigadores (SNI) a los científicos y tecnólogos que laboran en las instituciones particulares de educación superior del país, con lo que se destinarán recursos públicos a fin de cubrir la totalidad de sus estímulos salariales y no sólo un 30 por ciento como ocurría desde 2008.

Al acto protocolario, donde acudieron representantes de 40 universidades particulares, entre ellos el rector del Tecnológico de Monterrey, David Ramírez Padilla, no se dio a conocer el monto que se destinará a los investigadores de estas casas de estudio tampoco se convocó a los medios de comunicación: se informó del hecho a través de un comunicado de prensa.

Enrique Cabrero, director del Conacyt, señaló que con esta decisión el organismo público aportará, por conducto del SNI, el cien por ciento del monto del estímulo económico a los investigadores miembros de este sistema que laboran en instituciones particulares de educación superior, y aseguró que la finalidad es contribuir al desarrollo integral de la investigación científica y tecnológica en México.

De acuerdo con el Presupuesto de Egresos de la Federación 2014, se asignaron recursos públicos por más de 81 mil millones de pesos para el impulso a la ciencia, la tecnología y la innovación. De éstos, poco más de 31 mil millones serán ejercidos por el Conacyt.

Sin embargo, México sólo destina cerca de 0.4 por ciento de su producto interno bruto (PIB) al desarrollo científico y tecnológico, pese a que la Ley de Ciencia y Tecnología determina que el Estado debe invertir uno por ciento, meta que se espera alcanzar hasta el final de este sexenio.

El Conacyt informó que las universidades privadas beneficiadas deberán canalizar el equivalente del estímulo que se entregue a sus especialistas a través del SNI, al desarrollo de la investigación en sus instalaciones, así como al fomento de posgrados de excelencia.

Y agregó que luego de analizar los problemas de las instituciones de educación superior se decidió formalizar el acuerdo con fundamento en los artículos 66 y 67 del reglamento del SNI, publicado en el Diario Oficial de la Federación el 26 de diciembre de 2012.

De acuerdo con esta normatividad se pueden otorgar estímulos económicos a investigadores que laboran en instituciones sociales o particulares que han suscrito convenios con el SNI y que se encuentran inscritas en el Registro Nacional de Instituciones y Empresas Científicas y Tecnológicas; lo anterior, siempre y cuando se haya dado cobertura previa a los estímulos que requiere la investigación pública.

El consejo reconoció que históricamente las instituciones privadas no habían sido incluidas en el pago de este estímulo, por lo que representantes de universidades particulares plantearon ante el Conacyt la necesidad de contar con el apoyo para sus investigadores adscritos al SNI.

Creado en 1984 para contener el deterioro financiero de las universidades públicas y de los ingresos de la mayoría de sus investigadores.

Cambia modelo de evaluación la SEP, incluye “examen final”

Cambia modelo de evaluación la SEP, incluye “examen final”
Nota publicada por Laura Poy Solano en La Jornada (8 Agosto 2013)

A partir del próximo ciclo escolar 2013-2014, la Secretaría de Educación Pública (SEP) aplicará un nuevo modelo para evaluar a los cerca de 26 millones de alumnos de prescolar, primaria y secundaria, que implica desaparecer la boleta o cartilla de evalución para sustituirla por un reporte en el que se asignarán calificaciones numéricas de cinco a 10.

Hasta el pasado ciclo escolar se mantuvo vigente la normatividad aprobada por el ex secretario de Educación Básica Fernando González Sánchez, yerno de la ex líder magisterial Elba Esther Gordillo, quien estableció una boleta que incluía calificaciones con letras A, B, C y D, como se usa en el sistema educativo estadunidense, y aplicado en México de manera piloto en casi 7 mil escuelas desde el ciclo 2011-2012.

El proyecto de decreto con el que se derogarán las normas vigentes para la evaluación, acreditación, promoción y certificación de la educación básica establece que se deberá detectar a aquellos alumnos en riesgo de deserción, reprobación o que requieran de apoyo fuera del horario escolar, para reforzar sus conocimientos en lectura, escritura y matemáticas.

Las modificaciones a los procesos de evaluación presentadas ante la Comisión Federal de Mejora Regulatoria y que deberán aprobarse antes del 19 de agosto, establecen un modelo que integre características de diversidad social, lingüística, cultural, física e intelectual de los alumnos.

En cuanto a la acreditación de un nivel educativo, se establece que en prescolar será cualitativa, y se obtendrá por el sólo hecho de haberlo cursado. Lo mismo ocurrirá con los alumnos del primer grado de primaria.

Sin embargo, a partir del segundo y tercer grados se pedirá un promedio mínimo final de seis para acreditar el curso, aunque no se tengan aprobadas todas las asignaturas, lo que ya ocurría desde el pasado ciclo escolar.

De cuarto a quinto de primaria, se aplicará también el promedio mínimo de seis, y sólo podrán continuar al siguiente grado aquellos que tengan un máximo de dos asignaturas reprobadas.

En sexto, podrán recibir su certificado quienes alcancen un promedio de seis como mínimo, o aquellos que acrediten una evaluación general de conocimientos.

Para primero y segundo de secundaria se aplica la misma normatividad, pero sólo acreditarán quienes al final tengan un mínimo de seis y un máximo de cuatro asignaturas no aprobadas.

En el caso de tercero de secundaria se establece que deberá repetirse el ciclo si se reprueben cinco o más asignaturas. Los estudiantes que deban presentar extraordinarios podrán ausentarse temporalmente de las clases donde su desempeño sea favorable, a fin de alcanzar una más rápida regularización.

Además, se incluye la aplicación de un examen final para evaluar el último bimestre de los alumnos de tercero de primaria a tercero de secundaria, el cual podrá ser elaborado por el consejo técnico escolar de cada plantel.