Participación de la UNAM en misión espacial europea

Participación de la UNAM en misión espacial europea
Por Guadalupe Lugo en la UNAM Núm. 4, 666

El 12 de noviembre de 2014, la sonda espacial europea Rosetta hizo historia al colocar, de manera exitosa, el módulo de aterrizaje Philaesobre la superficie del cometa 67P/Churyumov-Gerasimenko, cuyo objetivo es examinar origen, composición y estructura de ese cuerpo celeste.

Tanto el orbitador como el aterrizador fueron equipados con instrumentos científicos. Uno de ellos es una perforadora para tomar muestras internas, además de espectrómetros que estudian la radiación emitida por el cometa, o detectores que miden los gases y polvo que emanan de su superficie.

En el caso del monitor de polvo de impacto, el propósito es calcular el flujo y propiedades de las partículas que se mueven cerca de la superficie. En ese análisis colabora Alberto Flandes, investigador del Instituto de Geofísica de la UNAM.

Origen del sistema solar

El universitario explicó que los resultados obtenidos de las observaciones contribuirán a conocer más sobre el origen y evolución del sistema solar, además de la posibilidad de determinar la función de los cometas en la provisión de agua e, incluso, del material precursor de la vida en la Tierra.

En el análisis de los datos que proporcionan los instrumentos científicos participan investigadores de universidades e institutos de diversos países. “Soy parte del grupo encargado del monitor de polvo, que a su vez forma parte del conjunto de cinco instrumentos que incluyen al tren de aterrizaje”, destacó el científico.

El monitor de polvo de impacto es relativamente pequeño, siete centímetros por lado, funciona con el mismo principio de un micrófono y es tan sensible que puede detectar diferencias de presión en el aire de la Tierra.

Tiene placas piezoeléctricas que registran cada vez que una partícula de polvo de tamaño milimétrico choca con ellas. “Con esa información pueden determinarse la intensidad del choque y tiempo de contacto, así como estimarse las propiedades físicas de las partículas, como tamaño, velocidad o si es blanda o dura.

El monitor está colocado en el borde superior del aterrizador, que se encuentra posicionado sobre el cometa. A medida que éste se activa, las partículas comienzan a salir. “Las que caen sobre el monitor o que chocan directamente con él, nos permiten conocer de dónde provienen y su tamaño; el flujo también nos indica qué tan activo es el cometa, pues en la medida en que se acerca al Sol se vuelve más activo”, reiteró.

Los datos se concentran en Darmstadt y Colonia, en Alemania, de ahí se distribuyen mediante un sistema, donde los expertos encargados de su análisis pueden recuperarlos.

Su composición

Según una teoría, esos cuerpos celestes están hechos del material original del que se formó nuestro sistema solar, de ahí el interés por saber cuáles son los ingredientes que los conforman. Su composición promedio es agua (85 por ciento), una proporción importante de bióxido y monóxido de carbono y una pequeña de material orgánico (a base de carbono, hidrógeno, oxígeno y nitrógeno); además, se ha observado que la constitución de los cometas que provienen de regiones más cercanas a la Tierra es distinta a los que están más alejados.

La mayoría están confinados a la periferia del sistema solar, pero cuando éste se formó se movían por todos lados y chocaban continuamente con los planetas nuevos o en formación.

Por otra parte, añadió, es factible que fueran el medio de transporte del agua en la Tierra, aunque también los asteroides pudieron haber contribuido a ello. Es así que la misión Rosettaes relevante.

Desde el punto de vista científico es un logro que una nave pueda llegar con precisión, liberar el módulo, colocarlo sobre la superficie y seguir orbitando mientras el cometa se acerca al Sol, concluyó.

Desarrollan en la UNAM almacenadores de energía

Desarrollan en la UNAM almacenadores de energía
Por Guadalupe Lugo en la UNAM Núm. 4, 655

Un grupo de investigadores, encabezado por Pedro Roquero Tejeda y Alberto Rosas Aburto, académicos de la Facultad de Química, elaboraron materiales compuestos flexibles que podrían utilizarse como celda s de almacena miento de energía (baterías recargables), aplicables a dispositivos electrónicos portátiles.

Se trata de un material elastomérico termoplástico, eléctricamente conductor y capacitor, formado a partir de la combinación de una matriz polimérica que funciona como soporte; puede acoplarse a dispositivos de generación de energía a la intemperie o emplearse en el uso de celdas fotovoltaicas para casas habitación, entre otras funciones.

Ese desarrollo, denominado Elastómeros eléctricamente conductores con propiedades de disipación electrostática y capacitancia, también puede adaptarse a dispositivos médicos que requieren ligereza y discreción para un mejor funcionamiento, como el páncreas artificial, parches transdérmicos o manos robóticas (prótesis).

Proceso de obtención

El proceso de obtención es sencillo, tienen larga vida de anaquel, se adaptan a la forma de los dispositivos y pueden armarse en tándem de baterías intercambiables. Además, como empaques o recipientes, mezclarse con resinas termoplásticas y poliolefinas que les brinda propiedades de disipación electrostática.

Asimismo, es factible combinarlos con una amplia gama de resinas de baja y mediana temperatura de procesamiento, y si se formulan previamente pueden emplearse como carrierde otros aditivos en extrusión para este tipo de mezclas.

Hules o cauchos

Rosas Aburto explicó que los elastómeros son común mente llamados hules o cauchos; son flexibles y resistentes, propiedades útiles en diversas aplicaciones. “En nuestro caso, los mezclamos con varios elementos para generar conductividad eléctrica, cualidad que no tienen por sí solos”.

A partir de esa mezcla, los universitarios crearon polímeros elásticos sólidos, cuyas cualidades más importantes son su flexibilidad, la capacidad de conducir la electricidad y, más aún, de almacenarla; éste es el principio de una batería recargable, que puede elaborarse con las dimensiones de una película delgada o de una hoja de papel. “Si bien ya hay desde hace tiempo, lo novedoso es que pueden plegarse sin que pierda características y propiedades”, subrayó.

Al aplicarlos a un dispositivo flexible “podríamos enrollarlo. Además, aunque en su fase experimental han estado expuestos a la intemperie por más de tres años, conservan su capacidad de ser eléctricamente conductores y almacenadores de energía”.

En la actualidad se fabrican dispositivos –teléfonos celulares y tabletas, por ejemplo– cada vez más delgados; pero nadie se había ocupado de la innovación en baterías de almacenamiento de energía para este tipo de aparatos. “Es ahí donde consideramos que habrá un boom en los próximos cinco años y hacia esto va dirigido nuestro desarrollo”.

Aplicación

Respecto a la aplicación de los elastoméricos termoplásticos en celdas fotovoltaicas para generar energía eléctrica, mencionó  que hay dispositivos fotovoltaicos flexibles y rígidos; en ambos casos pueden emplease, y, en el segundo, ya no se requeriría de una batería central, pues por debajo de la celda podría colocarse este tipo de baterías.

El desarrollo de los universitarios, relativamente económico y fácil de producir, busca contribuir a la disminución del uso de energía en su fabricación y lograr un material reciclable que no implique riesgo ambiental o de salud. “Usar metales o nanoestructuras de carbón conlleva riesgos de toxicidad; en cambio, aquí hablamos de plásticos poliméricos inertes que, además, son asequibles y baratos”, remarcó Alberto Rosas.

Por último, destacó que ya cuentan con una patente y con prototipos funcionales; “ahora nos ocupamos de la vinculación con algunas empresas.

Proyecto internacional para caracterizar galaxias

Proyecto internacional para caracterizar galaxias
Por Guadalupe Lugo en la UNAM Núm. 4, 650

Un grupo de astrónomos de la UNAM, encabezado por Sebastián Sánchez, del Instituto de Astronomía, hizo pública la segunda emisión de los datos obtenidos del muestreo de 200 galaxias, producto del proyecto internacional Califa, en el que participan más de cien científicos de 17 países.

Se trata de 400 mil espectros (descomposición de la luz en el rango óptico en sus diferentes colores, desde el violeta hasta el rojo) liberados y puestos a disposición de la comunidad científica, un volumen importante de datos a partir de los que los astrónomos han podido extraer la historia de la evolución de las galaxias que pueblan el cosmos mediante su masa, brillo y diversos elementos químicos.

“La información espectroscópica de la que disponíamos era de una zona concreta porque se observaba con una fibra en una posición de la galaxia o con la técnica clásica que es básicamente tomar una rebanada, pero carecíamos de una visión integral, panorámica de todos sus puntos”, explicó el experto en instrumentación.

Con los nuevos datos se trata de determinar la evolución de las que están en el universo local, cercanas a la Tierra, a lo largo de la vida cosmológica del universo, desde que éste empezó a formarse. “Queremos reconstruir la evolución de aquéllas a partir de la información que se genera con nuestras observaciones”, abundó.

Vista panorámica

Tradicionalmente, los sondeos recurrían a la toma de imágenes que aportaban información detallada sobre la estructura galáctica o a la espectroscopía, que revela las propiedades físicas de las galaxias: composición, temperatura y edad, entre otros factores, pero sin acotar esos rasgos a regiones específicas, lo que produce sesgos observacionales. “Tratamos de obtener una visión panorámica de las propiedades de las galaxias, eso es realmente lo novedoso”.

Para lograrlo, se requiere una técnica que se denomina espectroscopía de campo integral, que no es otra cosa que muestrear la galaxia en múltiples puntos; el equipo de investigación lo hace con cada una de las observadas en dos mil puntos.

La idea inicial del proyecto –puesto en marcha en 2010– fue compartir con la comunidad científica la información que se produzca cada vez que el grupo acumule datos con determinada cantidad y calidad. “Es lo que hicimos el 1 de octubre, poner a disposición los obtenidos sobre 200 galaxias hasta octubre de 2014, y cada dos años se hará lo mismo”.

Próxima liberación

Sebastián Sánchez adelantó que la próxima liberación será en 2015, “de hecho el 17 de octubre pasado iniciamos una nueva etapa de observación”.

La astronomía es parecida a la arqueología, “vemos fotogramas congelados de cómo eran las galaxias; mientras más lejos se encuentran, más tarda en llegar la luz. Entonces observamos lo que sucedió en el pasado, nunca lo que pasa en el momento. Los datos brindan la hipótesis de cómo eran hace miles de años”, detalló.

Esas formaciones son resultado de un proceso evolutivo de miles de millones de años y su historia está codificada en sus distintos componentes. La iniciativa Califa tiene la misión de decodificar esa historia, en una suerte de arqueología galáctica, por medio de la observación en tres dimensiones (3D).

La tarea anterior se realiza en el observatorio de Calar Alto, en Almería, España. “Nosotros les enviamos la lista de objetos, seguimos las observaciones en tiempo real, controlamos la calidad de los datos y los traducimos matemáticamente. Este trabajo nos lleva un año”.

Proyecto productivo

Califa, el proyecto astronómico más productivo de los que se han desarrollado en Calar Alto, cuenta con más de 30 publicaciones científicas, cien presentaciones en congresos y cinco tesis. Esta emisión de datos supone un nuevo hito en el proyecto, que ya constituye un referente internacional en muestreos extragalácticos.

La iniciativa, única en el mundo, ha posibilitado al Instituto de Astronomía formar una nueva generación de estudiantes e investigadores en estas distintas maneras de analizar las galaxias, que no habían sido accesibles hasta la fecha.

El Observatorio de Calar Alto es gestionado científicamente por los institutos de Astrofísica de Andalucía y el Max Planck de Astronomía de Heidelberg, Alemania.

Puede accederse a la información desde la página electrónica http://califa.caha.es.

Espacio precursos de emprendedores

Espacio precursos de emprendedors
Por Guadalupe Lugo y René Tijerino en la UNAM Núm. 4, 646

Con el lema “Emprender nos une”, concluyó  RedEmprendia Spin  2014, cita del emprendimiento universitario iberoamericano que busca consolidarse como un espacio precursor en el rubro.

En la conferencia que convocó a más de mil 500 inversionistas, empresarios, administradores, innovadores y universitarios, Lorenzo Berho Corona, presidente y fundador de Vesta, desarrolladora industrial con plantas industriales y centros de distribución en 11 estados del país, resaltó que dos aspectos que impiden cristalizar proyectos es el desconocimiento y el miedo al fracaso.

Presentado por Alberto Barbieri, rector de la Universidad de Buenos Aires, Argentina, Berho Corona expresó que “emprender es instrumentar lo que imaginamos”.

Por su parte, Kerry Healey, presidenta de Babson College, consideró que quienes se embarcan en estas aventuras son optimistas que creen factible ir más allá de lo que es probable, cuestionar los conocimientos convencionales y redefinir lo posible.

En la sesión plenaria, presentada por José Carlos Gómez Sal, rector de la Universidad de Cantabria, España, destacó que el mundo enfrenta un momento crítico, las economías maduras están estancadas, los países emergentes tienen un crecimiento lento y la prosperidad que muchos ambicionaban parece desaparecer.

El desempleo es elevado y sigue esa tendencia; hay un sentido de desesperanza en muchos lugares y con ello se  incrementan los problemas sociales; es un panorama que afecta a los jóvenes, de quienes depende nuestro futuro.

En la mesa El Liderazgo Femenino y la Innovación, Retos en Mundo Globalizado, moderada por Vanessa Rubio Márquez, subsecretaria para América Latina y el Caribe de la Secretaría de Relaciones Exteriores, Eugenia Garduño, directora del Centro de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) en México para América Latina, citó que en las últimas cinco décadas se ha dado un aumento importante en la participación de las mujeres en el mundo laboral.

Sin embargo, el número de emprendedoras no ha crecido al mismo ritmo. Mientras que el porcentaje de empleadas es de casi 60 por ciento en países miembros de la OCDE, la proporción de empresas desarrolladas por éstas se estancó 30 por ciento.

En el panel Educación Superior en Iberoamérica, Informe 2014, coordinado por Red CINDA, Enrique Cabrero Mendoza, director del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), señaló que la innovación y el emprendimiento permiten transitar hacia una economía del conocimiento, y que para dar ese paso se requieren recursos financieros que, tanto el sector público como privado, destinan al desarrollo de la ciencia para generar conocimiento.

En el acto, moderado por José Tadeu Jorge, rector de la Universidad de Campinas, Brasil, el titular del Conacyt dijo que la inversión realizada por la mayor parte de los países de América Latina ha posibilitado configurar un sistema científico importante.

Situación de las mujeres

Según el reporte de Global Entrepreneurship Monitor (GEM), en 2012 un total de 126 millones de mujeres se encontraban en proceso de crear un negocio; de esta cantidad, 98 millones dirigían entidades consolidadas en 67 países, refirió Loreto Fernández, de la Universidad Santiago de Compostela, España, en el Auditorio Alfonso García Robles, del Centro Cultural Universitario Tlatelolco.

María del Carmen Bernal González, directora del Centro de Investigación para la Mujer en la Alta Dirección en México, aseveró que en los años que tiene de trabajar con emprendedoras ha corroborado que son un factor clave para la transformación de la sociedad.

A su vez, Mónica Vázquez-Levín, de la Universidad de Buenos Aires, sostuvo que en Argentina estas actividades potencian la innovación, pero para hacerlo de manera adecuada deben incluir a todos los grupos sociales, géneros, niveles de educación y grupos etarios.

Massiel Guerra, de la Universidad de Desarrollo, apuntó que Chile cuenta con economía globalizada, crecimiento sostenido y nivel de la pobreza en descenso; sin embargo, reporta un notorio estancamiento del Producto Interno Bruto, del que 0.04 por ciento se destina a la investigación, además de baja tasa de participación laboral femenina.

María José Amich, fundadora de WomenWinWin, en Portugal, manifestó que 52 por ciento de la población mundial son mujeres y, de éstas, mil millones contribuirán a la economía global de aquí al año 2020.

Clausura

En la clausura, Senén Barro, presidente de RedEmprendia, pidió considerar a su equipo “como un socio que, desde la academia, busca algo parecido en muchos aspectos a lo que ustedes desean: crear riqueza y empleo, desarrollar nuestra sociedad y mejorar nuestra vida”.

Antonio Ruiz Galindo, presidente de la Asociación Mexicana de Capital Privado, expuso que en el año 2000 había 36 millones de dólares centrados en el capital emprendedor en nuestro país, cifra que hoy en día es de más de mil 300 millones de dólares, dedicados sobre todo al capital semilla.

“Asimismo, en los últimos cuatro años el sector creció a ritmo de 27.5 por ciento y, en el último bienio, las transacciones fueron superiores a las realizadas en 12 años previos”, concluyó

 

Discriminación hacia mujeres, generalizada

Discriminación hacia mujeres, generalizada
Por Guadalupe Lugo en la Gaceta de la UNAM Núm. 4, 577

Uno de los prejuicios muy extendidos es el de gé­nero; las mujeres son las primeras discriminadas en la sociedad; le siguen las personas que viven en pobreza, pues se les atribuye indolencia y pereza como causantes de su condición social, afir­maron especialistas en el coloquio internacional Identidades, Racismo y Xenofobia en América Latina: una Perspectiva Interdisciplinaria acerca de un Problema Complejo, efectuado en la UNAM.

Peligro mundial

Fanny Blanck de Cereijido, integran­te de la Asociación Psicoanalítica Mexicana, dijo que hay el prejuicio cultural y religioso: “Cuando los hom­bres de occidente europeo entraron en contacto con América, África o Asia, los consideraron pueblos bárbaros o salvajes; actualmente, en el siglo XXI, los diferentes fun­damentalismos ponen al mundo en peligro de extinción”.

Al ofrecer la conferencia El Si­glo del Prejuicio Confrontado, los Prejuicios en el Pensamiento y la Clínica Psicoanalítica, explicó que este concepto implica aquellas ideas discriminatorias y despectivas fren­te a un sujeto, comunidad, país o grupo social.

“El tema de la discriminación abarca el psiquismo individual y el imaginario social, pues cada socie­dad se constituye con sus valores, conceptos de justicia, de lógica y de estética, de modo que parece ser que la inferioridad del otro resulta el reverso de la afirmación de la propia verdad”, abundó.

La política social en lugar de afirmar la idea de que todos so­mos iguales, debe trabajar con la concepción de tolerar las diferencias. “Aunque sepamos que el proceso sub­yacente al prejuicio no es racional, debemos reforzar las herramientas sociales para manejarlo”.

Olivia Gall, del Centro de In­vestigaciones Interdisciplinarias en Ciencias y Humanidades de la UNAM, resaltó que considerar como iguales a los identitaria­mente diferentes “en términos de adjudicación de valor, tendría que significar que somos capaces de verlos como tal, sin calificar esa diferencia; sin embargo, esto último es lo más recurrente”.

Como parte de su exposición, Prejuicio y Racismo, planteó que el primero, fuertemente ligado a nuestro temor identitario del otro, es una actitud, un juicio o senti­miento acerca de una persona que proviene de determinado grupo. Implica la suposición de que todos los miembros de esa colectividad son similares o idénticos.

Además, «hacen estrecha la comprensión de los otros porque sesgan nuestro juicio acerca de ellos, predeterminan que no que­ramos acercarnos». Esta forma de pensar promueve la ignorancia, degrada el conocimiento, excluye, tensa las relaciones y propicia el rechazo entre seres humanos.

Problema emergente

Racismo y tráfico de mujeres son temas tabú y sólo hasta hace una década se consideró la seriedad cien­tífica de reconocer y estudiar ambos fenómenos como un problema emer­gente, refirió Natividad Gutiérrez Chong, del Instituto de Investiga­ciones Sociales de la UNAM, en la conferencia Racismo y Tráfico de Mujeres Indígenas.

Las mujeres refugiadas, las víc­timas de la trata ilegal,así como las inmigrantes están expuestas a la marginación, lo que conduce a nue­vas formas de explotación. Aquellas con marcadores raciales y étnicos tienen mayor probabilidad, debido a la pobreza estructural, marginación y violencia sexual frecuente entre grupos socialmente excluidos.

Los estereotipos racistas y se­xistas de mujeres, creados por la industria del sexo, la cultura pa­triarcal tradicional que desempeña un papel en la reproducción de la pasividad femenina y la sumisión, son factores que se interrelacionan entre sí en estos fenómenos.

Política de Estado

A su vez, Alicia Castellanos, investi­gadora de la Universidad Autónoma Metropolitana Unidad Iztapalapa, expresó que el racismo estructural y simbólico es más abierto en las políticas de los Estados, en términos discursivos y acciones cotidianas. “Pese a que el reconocimiento de la diferencia ha contribuido a su visibilidad, los Estados privile­gian el avance del capitalismo neoliberal en los territorios de nuestras naciones”.

En su ponencia Racismo y Antirracismo. Pueblos Indígenas y Afrodescendientes, Nuevos Ac­tores Políticos, expuso que estas condiciones negativas denigran y amenazan con violencia las formas de reproducción y desarrollo de los pueblos indígenas y afrodes­cendientes, tienden a exacerbarse si la acción implícitamente anti­rracista de esos sujetos trasciende políticamente en la búsqueda de propuestas de futuro frente a la mundialización neoliberal.

Por su parte, Eugenia Iturriaga, de la Universidad Autónoma de Yu­catán, comentó que la segregación justifica relaciones de exclusión, dominación, persecución e, inclu­so, exterminio. “Sin embargo, hoy en día es difícil encontrar a alguien que se reconozca racista de manera abierta”.

Sobreexplotado, el camarón en México

Sobreexplotado, el camarón en México
Por Guadalupe Lugo en la Gaceta de la UNAM Núm. 4, 573

A pesar de su gran riqueza pesque­ra, la mayor parte de especies de camarón en México está so­breexplotada; sólo quedan dos en buenas condiciones: los cafés del Golfo de México y los del Pacífico mexicano. Las poblaciones silvestres están sujetas a una alta extracción, indicó Adolfo Gracia Gasca, investigador del Instituto de Ciencias del Mar y Limnología.

Algunas de las que están colapsadas son el blanco y rosado del Golfo de México, cuya captura ha mermado el recurso pesquero hasta llegar a menos de 10 por ciento de la producción. En los años 80 del siglo pasado se producían entre 10 mil y 12 mil toneladas anuales del rosado (peso total con cabeza), hoy en día sólo se obtienen unas 500; mientras, del blanco, la extracción, que originalmente era de mil 600 toneladas al año, ahora es de menos de 200.

En el Pacifico la situación es similar, pues muchas de las poblaciones del crus­táceo marcan una disminución fuerte, abundó el también coordinador del Con­sejo Académico del Área de las Ciencias Biológicas, Químicas y de la Salud de esta casa de estudios.

Causas

El descenso responde, en gran medida, a que se explotan éstas en casi todas las etapas de su ciclo de vida, es decir, se re­produce en el mar, donde los huevecillos eclosionan y las larvas crecen, y de ahí se desplazan a las lagunas costeras don-de pasan entre tres y cuatro meses para su desarrollo.

Una vez que alcanzan la etapa juvenil comienzan a ser aprovechados por las pesquerías artesanales dentro de la pro­pia laguna y posteriormente en el mar, al emigrar hacia el océano, con lo que se conforma una pesquería secuencial en subadultos y adultos.

Pesquerías paralelas

Además, prosiguió, “recientemente han aparecido pesquerías paralelas que se realizan en el mar sobre los camarones blancos del Golfo de México y Pacífico, y azul del Pacífico, con lanchas y redes de monofilamento de deriva; es decir, se desplazan con la corriente y de esta forma los atrapan.

“Estas pesquerías actúan sobre las mismas poblaciones que son capturadas por los barcos camaroneros que tradicio­nalmente han operado en el ambiente marino; todo lo anterior conforma un conjunto de presión pesquera muy alta, más en las especies que están al máximo de explotación.”

El más importante

Por otra parte, refirió, si bien el café del Golfo (Farfantepenaeus aztecus) y el del Pacífico mexicano (Farfantepenaeus californiensis) también se encuentran en esa situación, aún están en buenas condiciones y sostienen, en mayor parte, la producción nacional.

Dicho crustáceo es el recurso más importante del país en la materia, pues representa hasta 40 por ciento del valor de la producción pesquera nacional sólo de especies en estado silvestre. En tanto, su cultivo (acuicultura) ha crecido a más de cien mil toneladas al año, cifra superior a la producción silvestre.

Ambas actividades (captura y cultivo) deben ser complementarias para no afectar y lograr el máximo de producción y así promover la seguridad alimentaria; “cada una tiene su nicho”, aseguró. Sin embargo, en algunas ocasiones para establecer áreas de cultivo se ven afectados los manglares, que son esenciales para el desarrollo del ciclo de vida de los camarones.

“Afortunadamente, en México se ha tomado en cuenta la importancia de los manglares como áreas de crecimiento para ésta y otras especies. No obstante, son muchos los factores que intervienen en el aprovechamiento de este recurso y que le confieren una alta complejidad a su pesquería”, reconoció.

Especie exitosa

El camarón es una especie exitosa desde el punto de vista ecológico, por su alto potencial reproductivo que le permite responder a la explotación pesquera, “por lo que no podría hablarse de extin­ción por su sobreexplotación, pero sí del colapso de la pesquería y que se pueda terminar con ésta desde el punto de vista económico”.

Por lo general, éstas alcanzan la madurez sexual a los ocho meses y en el año tienen dos periodos de reproducción masiva; además, son oportunistas para aprovechar las condiciones ambientales favorables para su crecimiento. Si se combina esto y se toman medidas adecuadas en su captura, se estaría en posibilidad de aprovechar su potencial, incluso para la recuperación de las poblaciones agotadas.

El problema radica en que cada vez su demanda es mayor, no sólo en el país, sino también en el mundo, y la presión social para emplear este recurso en muchas ocasiones no propicia el establecimiento de estrategias de manejo pertinentes para expresar su potencial y alcanzar el máximo aprovechamiento, finalizó el universitario.

Estudios sobre el síndrome de Down

Estudios sobre el síndrome de Down
Por Guadalupe Lugo en la Gaceta de la UNAM Núm. 4, 572


El síndrome de Down es la principal causa genética de discapacidad intelectual. Por lo general, los niños afectados con este trastorno cromosómico pueden realizar la mayoría de las actividades de cualquier otro infante, como caminar, hablar, vestirse e ir solos al baño. Aunque su aprendizaje es más tardío, son capaces de adquirir diversas habilidades como crear un dibujo o una pintura.

Octavio García González, responsa­ble del Laboratorio de Neurobiología del Síndrome de Down, y Natalia Arias Trejo, del de Psicolingüística, en la Facultad de Psicología, efectúan estudios para com­prender los engranajes moleculares y celulares implicados en la discapacidad intelectual y la plasticidad cerebral de estos individuos, así como las habilidades de lenguaje y los mecanismos en la for­mación y modulación de redes semánticas durante la infancia y la etapa adulta.

En el primer caso, García González explicó que en el laboratorio a su cargo se ha observado que el cerebro es una fuente importante de trombospondina-1, proteí­na involucrada en el desarrollo neuronal, que está alterada en sujetos con síndrome de Down. También se encuentra en san­gre, “parte de nuestra investigación es detectar los niveles de esta proteína en personas con el citado trastorno y estable­cer si está relacionada con sus habilidades, preservadas o no”.

Escuelas adecuadas

El objetivo es que en un futuro sea posible orientarlas a escuelas que pudieran gene­rarles la estimulación adecuada y mejorar sus competencias.

“Hemos desnudado la proteína a nivel molecular y lo que observamos es que pequeños segmentos están involucrados en el cambio de la morfología de las neu­ronas, particularmente en los sitios donde se producen las sinapsis”, refirió.

En modelos in vitro se vio que si se coloca la trombospondina-1 que falta, se podría generar un mejor desarrollo de la neurona y sinapsis. “Esto nos permite saber por qué el cerebro de las personas con síndrome de Down, aunque muestra alteraciones morfológicas, es capaz de tener mecanismos de plasticidad a través de esta proteína”.

Psicolingüística

Por otra parte, Arias Trejo dijo que en el Laboratorio de Psicolingüística analizan las habilidades de compren­sión del lenguaje de los pequeños afectados, pues presentan dificultades para hablar, y si lo hacen, muchos de ellos tienden a tener un discurso de tipo te­legráfico, que les funciona como una estrategia de comunicación.

“Nuestra propuesta es centrarnos en sus destrezas de comprensión y, a partir de ahí, mostrar que son capaces de enten­der más de lo que expresan.”

Si se pretende que un menor con esa afección produzca palabras en un determi­nado tiempo, tanto terapeutas como padres de familia dejan de lado la estimulación de habilidades de aprendizaje y entendimien­to. “Se tiene la idea de que si el niño no habla, no aprende, pero no es así”.

Es necesario enfocarse en sus habilida­des de comprensión para que continúen la adquisición de conocimientos, no dejar de lado la terapia de lenguaje e insertar otras estrategias –sobre todo si es notorio que costará producir palabras–, como el lenguaje de gestos y señas, sin dejar de lado la posibilidad de que lleguen a articular vocablos. Es un proceso lento, pero posible.

Desconocimiento

Arias Trejo resaltó que se desconocen mu­chos detalles del desarrollo de los niños con este trastorno; en ellos es común la recurrencia de infecciones del oído me­dio, que implica la existencia de periodos en los que no escuchan bien y no pueden diferenciar fonemas.

Los dos especialistas destacaron que en ambos laboratorios, donde trabajan desde los aspectos moleculares hasta los cog­nitivos en el síndrome de Down, son los únicos en el país que tienen estos sistemas de investigación dirigidos a conocer la gé­nesis de las personas con ese padecimiento, así como a generar conocimiento de punta en diversos aspectos sobre el lenguaje y la plasticidad cerebral.

Potencial de biomateriales para regeneración hepática

Potencial de biomateriales para regeneración hepática
Por Guadalupe Lugo en la Gaceta de la UNAM Núm. 4, 570

El hígado es considerado la fábri­ca química del organismo, pues realiza funciones que proporcio­nan al cuerpo las condiciones indispensables para vivir, estar alertas y saludables; no obstante, las enfermedades hepáticas figuran entre las principales causas de mortalidad en México (tercera en hombres y séptima en mujeres), refirió Gabriela Gutiérrez Reyes.

La hepatitis C, en conjunto con el consumo excesivo de alcohol, derivan en una de las etapas terminales de esas afecciones: la cirrosis hepática, para la que no hay procedimiento farmacéutico eficaz, sólo trasplantes. “La desventaja es que hay pocos donadores de órganos”, apuntó la responsable del Laboratorio de Hígado, Páncreas y Motilidad de la Unidad de Medicina Experimental de la Facultad de Medicina, ubicada en el Hospital Ge­neral de México.

En cuanto a los males de tipo viral, como la hepatitis C, muchos pacientes son diagnosticados en fases avanzadas y sólo 50 por ciento responde al tratamiento.

Ante esa perspectiva, un grupo de científicos universitarios, encabezados por Gabriela Gutiérrez, estudian el uso de biomateriales, como los andamios celula­res de cóndilo de bovino, los cuales son producidos y diseñados por el equipo de María Cristina Piña, del Instituto de Inves­tigaciones en Materiales, para favorecer la recuperación funcional y estructural de un tejido dañado, en este caso el hígado.

Andamios celulares

“Hemos encontrado la funcionalidad de esos materiales en uretras de perros y, en el caso del hígado, en ratas. En ambos se colocaron fragmentos del andamio y se observó que sí había invasión de las células hepáticas al tejido. Es decir, este último creció sobre el andamio, por lo que consideramos que podría ser un buen modelo para utilizarse como implantes en medicina regenerativa”, indicó.

En cuanto a la uretra, en una inves­tigación que realiza Christian Acevedo García, urólogo, con la dirección de Ga­briela Gutiérrez, se retiró un fragmento de ese conducto (por el que pasa la orina) en perros sanos y en otros a quienes se les indujo estenosis (estrechamiento del conducto), se les colocó el andamio celular en forma de tubo y se observó que conforme avanzaba el tiempo la cantidad de material colocado fue reemplazado por tejido sano, es decir, la uretra se regeneró.

Esta línea de indagación surgió del contacto de Acevedo García con integran­tes del Instituto de Investigaciones en Materiales, quienes desarrollaron una matriz de colágena con cualidades mecá­nicas y de composición que le permiten funcionar como andamio en diferentes tejidos. El material ha sido probado con éxito en áreas como ortopedia, cirugía maxilofacial y odontología, no así en te­jidos blandos.

Nuevas herramientas

Gabriela Gutiérrez recordó que a Christian “le interesaba ver si este andamio podría sustituir el tejido dañado y reemplazar la uretra. En tanto, nosotros queremos determinar si esto también puede favorecer la regeneración hepática”.

En el primer caso, al hacer los cortes histopatológicos se observó crecimiento celular y el biomaterial se reabsorbió. “Entonces, consideramos que estos resultados permiten generar otra línea de investiga­ción en regeneración tisular en nuestro laboratorio, aunque nos dedicamos al hígado; en la parte básica hacemos una conexión entre investigadores clínicos y básicos con la idea de encontrar nuevas herramientas que pudieran funcionar en la sustitución de órganos o de fragmentos dañados, para el tratamiento de enferme­dades crónico degenerativas”.

La colágena tipo I del andamio celular tiene un tamaño de poro de hasta 200 micras, característica que le posibilita la migración celular y formar el nuevo tejido, explicó.

“En ratas hemos tenido resultados positivos; se les colocó un fragmento del material del andamio y se observó la migración e implantación de células en el biomaterial. Esto lo vimos me­diante cortes histopatológicos y ahí hemos medido proteínas que nos dan esa información de qué tipos de células se implantaron”, dijo.

Podría ser una esperanza de vida para aquellos con enfermedades hepáticas cró­nicas, de ahí la importancia del vínculo que hay en la medicina traslacional (el de la ciencia básica y el de las aplicaciones clínicas). “Toda la información clínica que manejan los médicos es útil para quienes hacemos ciencia básica y vice­versa; esa unión que hemos desarrollado nos facilitaría avanzar más rápido en el hallazgo de una nueva opción terapéutica que haga que los pacientes tengan una mejor calidad de vida”, concluyó.

Debate académico sobre la exploración marina

Debate académico sobre la exploración marina
Por Guadalupe Lugo en la Gaceta de la UNAM Núm. 4, 569

Investigadores de la UNAM se pronunciaron por el financiamiento para ciencia y tecnología en materia de exploración de los océanos, el establecimiento de un centro nacional de instrumentación en esa área y la creación de puentes entre los sectores académicos y empresariales.

Al participar en el foro Hacia dónde Va la Oceanografía en México: la Exploración de los Mares, convocado por la UNAM, el Consejo Consultivo de Ciencia de la Presidencia de la República, la Academia Mexicana de Ciencias y el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología, Elva Escobar Briones, directora del Instituto de Ciencias del Mar y Limnología de esta casa de estudios, apuntó que sólo cinco por ciento de los mares profundos han sido explorados, lo que equivale a varias decenas de canchas de futbol.

El censo de la vida marina correspondiente a 2000-2010 permitió saber que las zonas costeras son las más conocidas, pero se han dejado de lado las regiones profundas. Los océanos, en particular en México, proveen alimento, recursos bioquímicos, minerales y energéticos; representan la posibilidad de generar medicamentos por medio de diversos organismos marinos y la oportunidad de hacer nuevos descubrimientos.

Mucho por explorar

Francisco Barnés de Castro, exrector de esta casa de estudios, consideró que esta mesa de discusión pretende identificar algunos de los temas sensibles y útiles para que la autoridad correspondiente se convenza de que hay mucho por explorar en los mares.

En el Auditorio Agustín Ayala-Castañares, del Instituto de Ciencias del Mar y Limnología, señaló que estos encuentros facilitarán determinar áreas de oportunidad para sugerir al gobierno federal dónde incidir de mejor manera para promover actividades científicas, con posibilidad de un mayor impacto en la toma de decisiones.

Durante su intervención, Jaime Urrutia Fucugauchi, del Instituto de Geofísica, manifestó que la mayor parte de la actividad  en geofísica marina se realiza en exploración de hidrocarburos (petróleo y gas); sin embargo, es necesario impulsar la investigación y la innovación tecnológica en este sector.

El científico propuso un centro nacional de instrumentación, pues los requerimientos de infraestructura son grandes; una base nacional de datos que incluya la  parte sectorial, así como la posibilidad de que existan varios centros de geofísica marina. “Si pudiéramos vincular investigación con el área de exploración de Petróleos Mexicanos (Pemex) y la Comisión Nacional de Hidrocarburos, contaríamos con una mejor perspectiva”.

Enorme demanda

Por su parte, Jorge Zavala, del Centro de Ciencias de la Atmósfera, resaltó que la industria petrolera representa una demanda enorme de conocimientos oceanográficos. La academia tiene recursos limitados, pero cuenta con mayor capacidad y experiencia en algunas ramas, por lo que se requiere constituir una red nacional de observación en la que intervengan el Servicio Meteorológico Nacional, la Secretaría de Marina y Pemex, entre otros organismos, para lograr una coordinación con la academia y así disponer de información indispensable para avanzar.

La aplicación de la modelación numérica es necesaria para el estudio y comprensión de distintos procesos oceánicos, dijo; el reto es acoplarlos y tener mejores pronósticos y conocimiento. Esto amerita infraestructura, técnicos capacitados para distintas áreas y un colectivo de investigación, desde los básicos hasta aquellos orientados a una aplicación determinada.

Componentes tecnológicos

Víctor Guerra, de la Dirección General de Cómputo y de Tecnologías de Información y Comunicación (DGTIC), al hablar acerca de la relevancia del desarrollo tecnológico en el futuro de la oceanografía, refirió que en la actualidad hay innumerables componentes tecnológicos a disposición de los investigadores.

Conforme se desarrolla la humanidad, hay más tecnología, contamos con científicos, recursos naturales y masa crítica en formación. En el Centro de Cómputo de la DGTIC se ofrecen cursos para que los profesionales se apropien de estas herramientas y aplicarlas en proyectos inimaginables.

También participaron en el evento José Antonio Alcántara Mayida, de la Comisión Nacional de Hidrocarburos, y César Andrés Concello Brito, subdirector de Planeación e Inteligencia de Negocios de Pemex.

La resocialización de individuos, un fracaso

La resocialización de individuos, un fracaso
Por Guadalupe Lugo en la Gaceta de la UNAM Núm. 4, 565

La resocialización de los indivi­duos en prisión ha fracasado, “estamos en plena crisis porque no hemos hecho nada al respecto y volvemos a la prevención general”. Ade­más, no todos los individuos pueden ser sujetos a ese proceso, pues es una práctica económicamente cara y sus resultados son discutibles, dijo en la UNAM Esther Giménez-Salinas i Colomer, profesora de derecho penal de la Facultad de Derecho ESADE de la Universidad Ramón Llull, en Barcelona, España.

La también consejera externa inde­pendiente de la Junta General del Banco Santander, mencionó que si se busca crear políticas preventivas se debe acudir a la base del problema. “Las tasas de reinci­dencia son altas. Por ejemplo, los jóvenes que han cumplido su pena en libertad reinciden 30 por ciento, en tanto aquellos que cumplen su condena en centros de internamiento, 60 por ciento. En adultos las cifras son similares”.

Al dar la conferencia Crisis del Dere­cho Penal, organizada por la Facultad de Derecho, la jurista española resaltó que ese conjunto de principios y reglas jurídicas nació en crisis, es el derecho del conflicto. “Debemos aceptar que a veces delitos menores se castigan con penas graves y viceversa”.

Historia

En el acto, encabezado por el rector José Narro Robles, acompañado por el abogado general de esta casa de estudios, Raúl González Pérez, la integrante de la Junta la Asociación Universitaria Europea expuso que la resocialización surgió después de la Segunda Guerra Mundial, con el planteamiento de un pensamiento colectivo de cómo fue posible que una nación civilizada, como Alemania, haya cometido el Holocausto, con la idea de que no sólo hay individuos culpables, sino también sociedades así.

Giménez-Salinas señaló que «es posible la recuperación de las personas, no po-demos desterrarlas por determinados delitos. En todas las constituciones del mundo civilizado, se plasma la idea de que la pena privativa de la libertad debe tender a la resocialización”.

Por ejemplo, precisó, en España se prohíbe la cadena perpetua porque en la Constitución se establece que las penas privativas de la libertad estarán orien­tadas a la reinserción social de presos y condenados, lo que hasta ahora ha impedido la privación de la libertad de por vida.

La especialista enfatizó que las tasas de encarcelamiento en un país tienen poca relación con la delincuencia. Por ejemplo, en Europa del norte hay entre 50 y 60 presos por cada cien mil habitantes; Europa central unos cien, mientras que en México son 210 en esa misma proporción. “Si hiciéramos una radiografía por la manera en que encar­celan, podríamos explicar también cómo es su propia cultura”.

Por otra parte, detalló que hasta 1980 Estados Unidos tenía cifras de encarce­lamiento similares a las europeas; sin embargo, se incrementaron en forma ex­ponencial hasta unos 800 por cada cien mil habitantes y hoy en día tiene un promedio de 7.5 millones de individuos bajo control penal. “El encarcelamiento tiene que ver con la cultura de un país, más allá de la realidad propia de la criminalidad”.

En ese contexto, puntualizó que el país vecino del norte cuenta con cinco por ciento de la población global y 23 por ciento de la carcelaria del mundo, mientras que China, con una demografía cuatro veces superior, sólo tiene 14 por ciento de convictos.

A ese respecto, explicó que el au­mento de los encarcelados se encuentra vinculado en gran medida al alargamien­to de las condenas y no al incremento de la delincuencia.


Las cárceles, insostenibles

En el Aula Magna Jacinto Pallares, aseveró que quizá la crisis económica ayude a solucionar ese problema, “lo que ni el humanismo ni las políticas progresistas pudieron, porque en términos financieros, mantener a las personas en las cárceles será insostenible dentro de poco tiempo”.

Una teoría nacida en Estados Unidos es la justicia restaurativa, donde el delito es una violación no sólo contra la víctima, sino también contra la comunidad, gene­ra obligaciones y, sobre todo, significa un esfuerzo por restablecer la paz.

Hemos hecho investigaciones sobre la justicia restaurativa, su práctica es pequeña con respecto de la penal tradi­cional. En Europa todos los países tienen la primera, en jóvenes funciona bien, con 85 por ciento de éxito, aunque se trata de delitos pequeños.