Decisión de Conacyt significa transferir recursos públicos al sector privado

Decisión de Conacyt significa transferir recursos públicos al sector privado
Por Emir Olivares Alonso en La Jornada

La decisión del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) de incrementar el monto de los estímulos para los académicos de universidades particulares que sean miembros del Sistema Nacional de Investigadores (SNI) representa en los hechos la transferencia de recursos públicos al sector privado, coincidieron en afirmar Humberto Muñoz García e Imanol Ordorika Sacristán, especialistas en educación superior e integrantes de ese sistema.

Muñoz García, investigador emérito del Instituto de Investigaciones Sociales de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), indicó que este dinero público beneficiará a las casas de estudio privadas, que son un negocio, ya que la mayoría de sus investigaciones tienen fines de lucro.

Si bien es cierto que el presupuesto para el sector científico creció este año, Muñoz García subrayó que esos recursos resultan insuficientes incluso para contrarrestar algunas precariedades que padece la buena investigación de las universidades públicas.

No estoy en contra de que las universidades privadas tengan un sistema de investigación, siempre y cuando eso no represente que se les destinen recursos públicos. Salvo en una excepción: hay instancias de gobierno que requieren producción de conocimiento especial que no hacen las universidades públicas, en ese caso, es bienvenido el concurso para el proyecto que atienda el problema.

Recordó que durante la administración de Vicente Fox hubo un intento de emprender una estrategia similar; sin embargo, éste fue rechazado por quienes formaban parte de las comisiones dictaminadoras del SNI.

En los pasados 14 años, los gobiernos han tratado de disminuir el espacio de lo público en todos los ámbitos, y éste (la decisión de Conacyt) es un intento más en esa línea, abundó.

Por su parte, Ordorika Sacristán, investigador del Instituto de Investigaciones Económicas de la UNAM, dijo que la transferencia de recursos públicos a organizaciones de carácter privado, las cuales son casas de estudio con fines de lucro, es un tema complejo.

Con base en las cifras del Explorador de Datos del Estudio Comparativo de Universidades Mexicanas (elaborado por la UNAM), el investigador resaltó que las instituciones privadas sólo concentran a 3.6 por ciento de los más de 20 mil miembros del SNI.

Agregó que en 2012 las universidades particulares sólo produjeron 4.8 por ciento de los artículos científicos nacionales en revistas indexadas en ISI y 5.1 por ciento en las publicaciones Scopus. Además, de 1991 a la fecha esas casas de estudio sólo han obtenido 2.8 por ciento de las patentes otorgadas por el Instituto Mexicano de la Propiedad Intelectual.

Para cubrir el incremento a los estímulos de los académicos de esas instituciones, como propone la iniciativa, el Conacyt tendrá que erogar anualmente alrededor de 110 millones de pesos, cifra que no es exorbitante, pero que se podría destinar a becas para posgrado o a ampliar el número de científicos de universidades públicas en el SNI.

Ordorika detalló que la mayor parte de la producción científica en las universidades privadas se da en el área del derecho y las ciencias administrativas, con poco más de 10 por ciento de la producción nacional; en tanto que en ciencias exactas y de la salud, los porcentajes están por debajo de 5 y 2 puntos. Se debe hacer un análisis para saber si ésta es la mejor utilización de los recursos públicos, señaló.

Demandan estrategias concretas para una mayor participación de la mujer en el sector científico

Demandan estrategias concretas para una mayor participación de la mujer en el sector científico
Por Emir Olivares Alonso en La Jornada

Aun cuando en México se han modificado las leyes para ampliar las oportunidades de desarrollo de las mujeres en el sector científico y tecnológico, las investigadoras todavía enfrentan problemas relacionados con la falta de equidad en el sector.

Ejemplo de ello es el número de científicas que son parte del Sistema Nacional de Investigadores (SNI), pues de los 20 mil miembros de esa instancia, sólo 35 por ciento son mujeres, y si se revisa en el nivel más alto (el III), el porcentaje femenino se reduce a 20, aseveró Gabriela Dutrénit, coordinadora del Foro Consultivo Científico y Tecnológico (FCCT), organismo civil que apoya al Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología.

Otro dato que muestra una mayor participación de los varones en el sector en lo general es que del total de la membresía de científicos de la Academia Mexicana de Ciencias, apenas 23 por ciento son mujeres.

Frente a ello, la coordinadora del FCCT destacó en entrevista que no se trata sólo de números y que seamos mitad y mitad, sino de generar estrategias y programas que amplíen las oportunidades para las científicas en el país a fin de que puedan acceder a los mismos espacios que sus pares hombres.

Recordó que el junio pasado se publicaron en el Diario Oficial de la Federación las modificaciones a la Ley General de Ciencia y Tecnología, las cuales introdujeron que se considere una perspectiva de género y se pueda alcanzar equidad y mejores condiciones para la participación de las mujeres en estas actividades.

A escala internacional, México está muy por delante en legislación, pero debemos hacer un esfuerzo muy grande en la implementación.

La académica puntualizó que a diferencia de los varones, las mujeres tienen mayores complicaciones para competir en su desarrollo profesional debido a la reproducción y los cuidados de sus hijos recién nacidos durante al menos el primer año, además que en muchas ocasiones asumen muchas mayores responsabilidades en las labores cotidianas del hogar y la familia.

Por ello, propuso que las instituciones de educación superior, centros de investigación o en las empresas donde existe apertura para el trabajo científico, adopten acciones afirmativas que apoyen a las investigadoras en su desarrollo profesional.

La contratación de una mujer o un hombre para ingresar a una universidad es exactamente igual, la oportunidad es la misma, pero en el desarrollo profesional y académico hay diferencias, como en la etapa reproductiva que limita oportunidades para ellas.

Dutrénit resaltó que en diversas universidades y organismos científicos se han implementado acciones en favor de la equidad de género, como por ejemplo en las becas, premios o diversos apoyos que se da a jóvenes investigadores donde el limite de edad para las mujeres es tres años más que para los hombres. Pero planteó que se debe incrementar este tipo de ejemplos.

Para analizar esta situación de iniquidad, en diciembre pasado el FCCT y otras instancias realizaron un encuentro en el que participaron académicas de diversas instituciones para analizar esta situación. Entre las conclusiones de ese diálogo se coincidió en la necesidad de impulsar la perspectiva de género en la educación superior, en las actividades de investigación, en las instituciones del campo científico, en la cultura organizacional y de innovación, así como en las políticas públicas.

Destinarán 959 millones de pesos a centro para el desarrollo de energía geotérmica

Destinarán 959 millones de pesos a centro para el desarrollo de energía geotérmica
Por Emir Olivares Alonso en La Jornada

Con una inversión inédita de 959 millones de pesos para la investigación en geotérmica, varias entidades científicas y académicas conjuntarán esfuerzos para desarrollar el Centro Mexicano de Innovación en Energía Geotérmica (CeMIE-Geo), donde se emprenderán proyectos para impulsar este tipo de energía en el país, la cual se ha estancado desde hace tres décadas debido a la falta de inversión.

Este centro, que no contará con una sede física ya que será virtual, iniciará con 30 proyectos que fueron propuestos por las instituciones que lo conforman. Los recursos serán otorgados por la Secretaría de Energía.

Rosa María Prol Ledesma, investigadora del Instituto de Geofísica (IG) de la UNAM e integrante de la Academia Mexicana de Ciencias (AMC), informó que estos proyectos de investigación constituyen el primer paso para potenciar el uso de la energía geotérmica en el país. Nunca se ha destinado tanto presupuesto para la investigación. Estos proyectos permitirán sentar una base para la futura explotación de recursos geotérmicos.

De la treintena de desarrollos, cuatro son coordinados por el IG de la UNAM. Se trata de la elaboración de un mapa de flujo de calor y de temperaturas a profundidad; uno más de provincias térmicas, que especifiquen su nivel de entalpía y profundidad; el tercero tendrá que ver con técnicas innovadoras de exploración basadas en estudios vulcanológicos; y finalmente un proyecto de formación de recursos humanos de excelencia a corto y mediano plazo.

Este último, dijo la especialista, es necesario para el desarrollo de personal capacitado y se trabajará de manera coordinada con el Instituto de Energías Renovables de la UNAM, el Centro de Investigación Científica y de Educación Superior de Ensenada (Cicese) y otras instituciones que conforman el CeMIE-Geo.

Información de la AMC detalla que este Centro contará con la participación de la Secretaría de Energía, la UNAM, las universidades Michoacana, Politécnica de Baja California, el Cicese y algunas compañías privadas.

Prol Ledesma detalló que ante la falta de inversión en el sector, México ha descendido del segundo lugar al cuarto en producción de energía geotérmica a escala mundial, aun cuando cuenta con grandes zonas geotérmicas, como la península de Baja California, el eje volcánico mexicano y las áreas de volcanismo activo en Chiapas.

Seguimos utilizando la tecnología más básica e ineficiente, desperdiciamos mucha energía que podría ser aprovechada, además de que ha faltado sensibilizar a la industria para la utilización directa de los fluidos geotérmicos en procesos industriales y de esta forma disminuir la utilización de combustibles fósiles.

La AMC resaltó que la creación del CeMIE-Geo se acordó durante el primer Foro Internacional sobre Energía Geotérmica, que se realizó el 28 y 29 de octubre. En este espacio se analizaron varios tópicos: el estado de este sector en México y el mundo, las perspectivas de investigación y desarrollo del mercado geotérmico en el país, la parte legal sobre la intervención de la iniciativa privada en el rubro y las regulaciones que rigen la industria en México y su impacto social.

Hay 9 millones de niños mexicanos sin acceso a educación inicial: Conafe

Hay 9 millones de niños mexicanos sin acceso a educación inicial: Conafe
Por Emir Olivares Alonso en La Jornada

En México existen 10 millones de niños de cero a cuatro años de edad y sólo 10 por ciento (un millón) tiene acceso a la educación inicial, la cual es fundamental para la formación, manifestó la directora del Consejo Nacional de Fomento Educativo (Conafe), Alma Carolina Viggiano Austria.

Del total de menores que reciben ese tipo de formación, apuntó, casi 500 mil son atendidos por el Conafe, aseveró.

Durante la firma de un convenio con la Fundación Carlos Slim, la funcionaria manifestó que es necesario que a escala nacional exista un programa de educación inicial (que implica estimulación temprana adecuada, nutrición favorable y un entorno que permita el desarrollo saludable de los niños y, por tanto, de su cerebro).

Desafortunadamente, en el país no hay una política de eduducación inicial y hoy está demostrado que cuando ésta se imparte el desarrollo de los niños es mejor. Son más despiertos, desarrollan mejor su inteligencia, van a transitar mejor en los restantes niveles de educación y serán menos proclives a adicciones, suicidios y problemas sociales como los que vivimos hoy día, comentó en entrevista con La Jornada al finalizar el acto.

Viggiano Austria indicó que en México se requiere un proyecto nacional en ese sentido. Ejemplificó con el caso de Francia, donde se trata de un proceso obligatorio dirigido a todas las familias, pues ese tipo de procedimientos generan mejores prácticas de crianza.

Previamente, durante la firma del convenio, la directora del Conafe explicó que, debido al acuerdo de colaboración entre ambas instancias, se podrán mejorar los procesos del Programa de Educación Inicial, cuyo proyecto piloto se aplicará en 17 zonas del alta marginación en Durango, Guanajuato, Puebla y Veracruz.

Por su parte, Johanna Monique Slim, presidenta del Programa de Educación Inicial de la Fundación Carlos Slim, dijo que se trata de sumar esfuerzos de manera trascedente en beneficio de cientos de menores.

Resaltó que los primeros años de vida son la etapa de mayor crecimiento y plasticidad cerebral, por lo cual los menores requieren condiciones adecuadas.

No se ve aún una política de gobierno para beneficio de la Educación Superior

No se ve aún una política de gobierno para beneficio de la Educación Superior
Por Emir Olivares Alonso en La Jornada

El incremento en los recursos económicos para la educación superior pública planteado en el proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación 2014 es insuficiente y no va acompañado de una política gubernamental que dote de fuerza y contrarreste los problemas del sector, asevera Imanol Ordorika Sacristán, académico del Instituto de Investigaciones Económicas de la Universidad Nacional Autónoma de México y director de evaluación institucional de la casa de estudios.

En entrevista con La Jornada, Ordorika –quien fue nombrado director de la revista Educación Superior de la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior (Anuies)– hace un balance del sector universitario, en el cual resalta que las políticas públicas se han dirigido a crear instituciones tecnológicas, a apoyar la educación privada, a negar el incremento de presupuesto a la educación superior, mientras deja en el olvido a miles de jóvenes que cada año son excluidos de las aulas.

El investigador no observa en el proyecto del gobierno de Enrique Peña Nieto una política de Estado estratégica de largo plazo para beneficio de la enseñanza superior, que transforme las estrategias seguidas en los pasados cinco lustros.

En años recientes, la educación superior en México ha vivido un proceso de creación de instituciones de corte tecnológico que no ha tenido un resultado espectacular en la producción de conocimiento científico ni en la contribución a la innovación tecnológica ni tampoco en la formación de profesionistas a escala nacional.

Doctor en ciencias sociales y educación por la Universidad de Stanford, investigador de tiempo completo categoría C, nivel D del Pride y III del Sistema Nacional de Investigadores, Ordorika subraya que tampoco existe una integración entre el sistema superior y el sector productivo.

En el proyecto de presupuesto para el siguiente ejercicio fiscal se asignan casi 180 mil millones de pesos a instituciones de educación superior. Si bien esa cantidad representa un incremento real, es insuficiente y no está acompañada de políticas públicas para resolver los problemas.

Las primeras acciones que requiere el sector son la creación de nuevas universidades públicas en el país, capaces de desarrollar funciones de docencia, formación profesional, difusión y extensión del trabajo universitario hacia la sociedad, e investigación; incrementar la cobertura al menos a 50 por ciento (hoy es de 30 por ciento); abrir posibilidades para que los universitarios se incorporen al sector productivo y a la investigación.

Hay que hacer un viraje a la apuesta que lleva 25 años de que la cobertura puede crecer mediante la desregulación del sector privado, al que se le han dado facilidades y hasta financiamiento para captar parte de la demanda. El modelo ha fracasado, y vemos que aun con privaciones financieras, son las instituciones públicas de carácter universitario las que contribuyen a la creación de conocimientos e investigación.

Como nuevo director de la revista Educación Superior se plantea, entre otros retos, incrementar su circulación.

Podría afectarse la cobertura, a pesar del aumento de 7% a educación superior

Podría afectarse la cobertura, a pesar del aumento de 7% a educación superior
Por Emir Olivares Alonso en La Jornada

El proyecto de presupuesto para 2014 otorga un incremento de 7 por ciento en términos reales para las instituciones públicas de educación superior, que de aprobarse podría alcanzar cerca de 180 mil millones de pesos, informó el secretario general de la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior (Anuies), Enrique Fernández Fassnacht.

En conferencia de prensa, que se efectuó al finalizar la 36 sesión ordinaria del Consejo de Universidades Particulares e Instituciones Afines, Fernández Fassnacht sostuvo que pese a ese aumento presupuestal, el proyecto del Ejecutivo federal presenta un déficit de 2 mil millones de pesos para los fondos extraordinarios, lo que podría perjudicar la cobertura.

Resaltó que desde hace varios años los rectores de las universidades públicas han insistido en que los recursos asignados a esos fondos se mantengan en los mismos niveles que en ejercicios presupuestales anteriores, que han sido en promedio de 5 mil millones de pesos.

Si bien en términos relativos (el déficit de 2 mil millones) no es una gran cantidad, en el caso particular de los fondos extraordinarios equivale a una cifra importante que ha servido a las instituciones, dijo el titular de la Anuies.

Debe recordarse que en el presupuesto para el ejercicio fiscal de 2013 la Cámara de Diputados aprobó asignar a las universidades públicas del ámbito federal un presupuesto de 103 mil 300 millones de pesos.

Si bien en pesos el incremento propuesto por el Ejecutivo es sustancial para todo el sector, en términos reales (debido a la inflación y otros factores) alcanzaría 7 por ciento. En tanto que para las universidades estatales el aumento real es de 9 por ciento.

Fernández Fassnacht se dijo convencido de que la Anuies debe revisar el modelo de financiamiento para estas instituciones, donde se tome en cuenta su tamaño, la diversificación de sus programas educativos, qué tanto de sus esfuerzos se dedican para hacer investigación, el compromiso en la rendición de cuentas y qué problemas estructurales tienen, en este caso hay que tomar en cuenta los compromisos que hagan para resolverlos, porque no es justo que si una universidad tiene problemas estructurales importantes, el Estado mexicano tenga la obligación de estar resolviendo la situación desde el punto de vista financiero todo el tiempo.

Por su parte, Alejandro Gertz Manero, rector de la Universidad de las Américas, indicó que la decisión de la Cámara de Diputados de dar marcha atrás a la propuesta de gravar con IVA las colegiaturas en instituciones privadas respondió a la presión que se hizo desde todos los sectores de la sociedad, y con ello se hizo una defensa de los alumnos y no se limitará el derecho a los estudios superiores de miles de universitarios.

Estrés durante etapa universitaria afecta conducta alimentaria de jóvenes: UAM

Estrés durante etapa universitaria afecta conducta alimentaria de jóvenes: UAM
Por Emir Olivares Alonso en La Jornada

Durante la etapa universitaria, los jóvenes desarrollan un elevado nivel de estrés que puede conducirlos a asumir una conducta alimentaria nociva. Entre los estudiantes de nivel superior cada vez son más frecuentes ayunos, dietas riesgosas, atracones o uso de purgantes y laxantes, lo que merma su salud y afecta su desempeño.

Así lo revela el estudio sobre las conductas alimentarias elaborado por investigadores de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), cuya primera etapa se aplicó a 6 mil 500 jóvenes de las unidades Azcapotzalco, Iztapalapa y Xochimilco de esa casa de estudios entre 2008 y 2009.

Los primeros resultados muestran que el paso por la universidad puede ser estresante para algunos jóvenes por diversas razones: el ingreso a la escuela, por tratarse de un ámbito desconocido; por el incremento de las cargas académicas; el desgaste que implica una dinámica altamente competitiva ante las pocas oportunidades laborales, y la incertidumbre porque probablemente no encuentren en el corto plazo la estabilidad buscada tras la culminación de sus estudios.

El proyecto Conductas alimentarias de riesgo y estrategias para la prevención de trastornos de la conducta alimentaria en estudiantes de la UAM –liderado por José Alberto Rivera Márquez– asienta en sus primeros indicadores que uno de cada cuatro estudiantes (de ambos sexos) se preocupa por quemar calorías, 64 por ciento tiene insatisfacción con su imagen corporal y que las mujeres asocian la delgadez extrema con belleza y éxito.

Muestra además que una cuarta parte de los hombres y 41 por ciento de las mujeres manifestó sentirse aterrorizados por tener sobrepeso, razón por la que algunos jóvenes reportaron practicar alguna actividad física más como una vía para alcanzar un ideal estético de belleza y delgadez y no como un apoyo para gozar de una buena salud.

La investigación arroja que las conductas alimentarias de riesgo se dieron en cuatro por ciento de las mujeres entrevistadas y en siete por ciento de los hombres. El líder de la investigación aseveró que en términos generales este tipo de conductas se presentaron entre quienes asocian la delgadez con éxito, atractivo y con una mayor aceptación social.

Estos comportamientos, señaló, se encuentran estrechamente relacionados con el temor a no ser aceptados por los compañeros de clase y con la ansiedad generada por obtener buenas notas. Y también están ligadas con trastornos de la conducta alimentaria, entre ellos la anorexia y la bulimia, que a su vez están vinculados con estrés, ansiedad, depresión, abuso físico o sexual, problemas familiares, comparación o burlas de pares y familiares, baja autoestima e insatisfacción corporal, entre otros factores.

De acuerdo con información del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología, la segunda etapa del proyecto de los científicos de la UAM se desarrollará entre 2013 y 2015 y contará con el apoyo de especialistas del Instituto Nacional de Siquiatría Ramón de la Fuente Muñiz, a fin de obtener diagnósticos más profundos. La intención es realizar talleres para prevenir este tipo de trastornos y monitorear a los participantes con la finalidad de generar evidencia para justificar la creación de espacios institucionales de apoyo.

En México sólo se gradúa 25% de los estudiantes universitarios

En México sólo se gradúa 25% de los estudiantes universitarios
Por Emir Olivares Alonso en La Jornada

Uno de los principales problemas entre los jóvenes universitarios mexicanos es el alto índice de abandono de los estudios superiores. De acuerdo con información de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), en México sólo se gradúa 25 por ciento de quienes cursan este nivel. Estudiosos del fenómeno de deserción señalaron que esto se debe, en parte, a que la universidad no cumple las expectativas de los jóvenes y a que muchos alumnos no estudian en el colegio de su preferencia.

Pese a ello, el sistema universitario no asume su responsabilidad y deja la carga de ese fracaso a los alumnos y sus familias, agregaron. Herlinda Suárez, académica del Centro Regional de Investigaciones Multidisciplinarias de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), indicó que los resultados de la Encuesta Nacional de la Juventud (ENJ) 2010 muestran que 76 por ciento de los jóvenes de 12 a 29 años afirma que le gustaría llegar a licenciatura. Sin embargo, sólo 23 por ciento de los de 18 a 29 años contaban con estudios en ese nivel, que no necesariamente concluyeron.

Muchos jóvenes ven la universidad con frustración, la mayoría desea ingresar, pero pocos pueden hacerlo. Estudiar una licenciatura implica suerte, ya que es algo fortuito y esperanzador, aseveró Suárez al participar en el simposio La universidad pública a futuro, efectuado recientemente en el Instituto de Investigaciones Sociales de la UNAM. De los más de 36 millones de jóvenes que habitan en el país (31.23 por ciento de la población total), 18.75 por ciento (3 millones 377 mil 372) es alumno en la educación superior (normal, profesional o posgrado). La ENJ revela que 15 por ciento de quienes asisten a ese nivel acepta que estudia en una escuela que no es de su preferencia, porque no tuvieron otra opción.

Suárez añadió que esa medición muestra que 37 por ciento de los alumnos de licenciatura en México no está matriculado en la universidad de su elección. Además, 13 por ciento de los estudiantes de educación superior afirma que los estudios cursados en ese nivel estuvieron por debajo de sus expectativas y 16 por ciento de quienes desertaron dice que lo hizo porque se aburría. José Antonio Pérez Islas, coordinador del seminario de Investigación en Juventud de la UNAM, enfatizó que en lo cotidiano la escuela no tiene el peso que se le da en los análisis. La pasan porque la tienen que pasar.

De los jóvenes mexicanos que estudian en nivel profesional, a casi 78 por ciento lo sostiene algún miembro de su familia, 19.9 ha tenido que dejar en algún momento la escuela, 24.3 asiste a una escuela particular, 5.5 cursa el sistema a distancia y 35.9 piensa que la educación superior privada es mejor que la pública, señaló el académico.

También con base en la ENJ, Pérez Islas detalló que 81.5 por ciento de los estudiantes de licenciatura considera que su carrera le servirá para obtener algún empleo, 76.8 para ganar dinero, 73.5 para resolver problemas y 71 por ciento para poner un negocio.

Los datos agregan que 63 por ciento de estos jóvenes alguna ocasión ha trabajado. De ellos, 48.2 por ciento continúa laborando durante sus estudios universitarios, a 83.9 le gusta su actual trabajo y 71.8 por ciento consiguió su primer empleo con un familiar o amigo. Pese a esa última cifra, sólo 9.8 por ciento de quienes cursan educación profesional considera que una de las opciones más importantes para conseguir empleo radica en los contactos personales, 52 por ciento asegura que es por la educación y 23 por experiencia laboral.

Para Adrián Garay, académico de la unidad Azcapotzalco de la Universidad Autónoma Metropolitana, el nivel de abandono de jóvenes en licenciatura alcanza proporciones considerables, pues las casas de estudio no logran detener a 40 por ciento de sus estudiantes. Agregó que casi cinco de cada 10 jóvenes universitarios deserta en el camino.

Buscan académicos crear organismo que coadyuve a la defensa de su trabajo

Buscan académicos crear organismo que coadyuve a la defensa de su trabajo
Por Emir Olivares Alonso en La Jornada

Frente a la desarticulación y dispersión que existe entre los profesionales de la docencia y la investigación en el nivel superior, un grupo de universitarios planteó la necesidad de crear una asociación nacional de académicos (AMA), donde se pueda articular la defensa y trabajos del sector, promover la profesionalización de la enseñanza y difundir una perspectiva realista de lo que significa ser académico en México.

Lo anterior, durante el segundo día de trabajos del simposio La universidad pública a futuro, organizado por el Seminario de Educación Superior de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), donde Jesús Galaz, de la Universidad Autónoma de Baja California (UABC), indicó que dicha agrupación no debe tener carácter sindical ni recibir recursos de las autoridades, a fin de conservar su autonomía.

La idea es conjuntar un grupo de personas que pueda contribuir a lo que se está haciendo bien y señalar dónde hay problemas. Históricamente, en otros países estas asociaciones han surgido como un intento de los académicos para clarificar conceptos como libertad de cátedra y de investigación, y para llamar la atención sobre condiciones de trabajo que ameritan revisarse de manera obvia, expresó el investigador de la UABC.

El documento, dado a conocer ayer en este simposio –en el que participan docentes e investigadores de varias instituciones de educación superior del país–, asienta que en México no hay agrupación alguna de académicos que a escala nacional promueva el desarrollo profesional de este sector desde una perspectiva integral.

Como parte de este primer esfuerzo, dijo, la AMA tendría cuatro objetivos que deben ser enriquecidos: coadyuvar en la profesionalización de la academia mexicana, incluyendo en lo particular lo relacionado con la libertad académica, la carrera, sus condiciones de trabajo y su participación en la toma de decisiones; promover el estudio y análisis crítico que guarda y las perspectivas de desarrollo de este sector.

Asimismo, en la propuesta se plantea velar porque el funcionamiento de las instituciones de educación superior y del sistema de este nivel formativo sea congruente con su propia naturaleza y con las características de las culturas académicas de mayor desarrollo en el mundo, y difundir todo aquello que se considere propio de la profesión, incluyendo sus aportaciones, realidades y problemas.

Al respecto, Manuel Gil Antón, investigador de temas educativos de El Colegio de México, afirmó que se trata de una iniciativa positiva porque en la medida en que sigamos aislados, tratando cada uno de sobrevivir con la consecución de estímulos, becas, del empleo y el ingreso al Sistema Nacional de Investigadores, mientras se haya roto la relación de gremio o de grupo profesional para pasar a una especie de contratación individual, tenemos cada uno muchísima fragilidad.

Consideró que este proyecto es un reto para el sector, ya que desde 1989, cuando se emprendió la política de diferenciación de los ingresos, los académicos hemos reaccionado, hemos sido rehenes, pero no hemos sido actores de la regulación de nuestro oficio, ya que el ingreso, promoción y permanencia dependen de criterios de mérito y evaluación.

Laura Padilla, de la Universidad de Aguscalientes, indicó que una de las principales problemáticas en el sector es la falta de relevo generacional.

La SEP y el Inegi levantarán el primer censo de escuelas en el país

La SEP y el Inegi levantarán el primer censo de escuelas en el país
Por Emir Olivares Alonso en La Jornada

Con la idea de hacer una radiografía del sistema académico básico en el país, la Secretaría de Educación Pública (SEP) y el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) realizarán el Censo de Escuelas, Maestros y Alumnos de Educación Básica y Especial.

La intención de este ejercicio demoscópico –que se efectuará por primera ocasión en México– es conocer e integrar el sistema educativo nacional; tener la ubicación geográfica de todos los planteles; conocer la situación de la infraestructura, equipamiento y mobiliario escolares; contar con los datos de los docentes, personal administrativo y supervisores, y generar un registro nacional de alumnos, con énfasis en quienes tienen alguna discapacidad o necesidades especiales de aprendizaje.

En conferencia de prensa en las instalaciones de la SEP, el titular de la dependencia, Emilio Chuayffet Chemor, y el presidente del Inegi, Eduardo Sojo, detallaron que el censo se aplicará en escuelas públicas y privadas y en dependencias de las 32 entidades a partir del jueves 26 de septiembre. Se espera tener los resultados preliminares en diciembre y los definitivos en marzo de 2014.

Este sondeo tendrá un costo de 740 millones de pesos. En los estados afectados por las lluvias, el ejercicio se iniciará parcialmente.

El secretario de Educación indicó que por primera ocasión en la historia de México se contará con elementos de tipo estadístico que permitirán emprender acciones inherentes a las distintas responsabilidades de una manera cierta, contundente y precisa.

Queremos que este censo tenga resultados útiles y sea el inicio de un sistema de información y gestión que nos permita concentrar los datos necesarios para planear, administrar y evaluar la educación, y que a su vez ésta se conduzca con los requerimientos de transparencia y rendición de cuentas que exige la sociedad.

Chuayffet indicó que no habrá inconvenientes en las entidades que han detenido actividades por las protestas contra la reforma educativa, pues se apelará al apoyo de las autoridades de enseñanza locales, de los padres de familia, de organizaciones y de los profesores que están en labores. En el caso particular de Oaxaca, dijo, tengo un oficio (de la autoridad educativa) que dice que requieren dinero para llevar a cabo el censo. El dinero lo tendrán; de suerte que ese es el impedimento. Por parte de la SEP no existe ninguna inquietud al respecto.

El presidente del Inegi planteó por su parte que para este ejercicio se visitarán 270 mil 611 centros de trabajo de educación básica y especial, así como oficinas administrativas en todo el país: 199 mil 122 escuelas, 38 mil 601 centros del Consejo Nacional de Fomento Educativo, 4 mil 469 centros de apoyo a la educación especial y 28 mil 419 oficinas administrativas.

Una vez que se concluya este padrón para la educación básica, la SEP y el Inegi iniciarán un ejercicio similar para la formación media superior, con lo cual terminaremos de contar con una radiografía completa del Sistema Educativo Nacional, indicó Chuayffet.