Ciencia, tecnología e innovación, indispensables para el desarrollo de México

Ciencia, tecnología e innovación, indispensables para el desarrollo de México
Por Fabiola Trelles, Miriam Gómez, Alejandra Monsiváis y Belegui Beccelieri en la Academia Mexicana de Ciencias

Ciencia, tecnología e innovación (CTI) son temas que ha cobrado gran importancia en la actualidad por tratarse de factores indispensables para el desarrollo social y económico del país, y ayer fueron objeto de un minucioso análisis por parte de miembros de la comunidad científica desde diferentes perspectivas, que incluyeron el ejercicio de la investigación, las agrupaciones científicas y la administración federal, ofreciendo una radiografía del estado que guarda este sector en México. Todo lo anterior en el seminario Ciencia y Tecnología, que se realizó en marco del 70 aniversario de El Colegio Nacional y que tuvo como moderador al astrónomo Luis Felipe Rodríguez.

Decisiones con sustento científico

En su participación, Francisco Bolívar Zapata, titular de la Coordinación de Ciencia, Tecnología e Innovación de la Oficina de la Presidencia, habló del interés mostrado por el gobierno del presidente Enrique Peña Nieto de apoyar la ciencia y la tecnología. Ese interés se nota, dijo, con los aumentos al presupuesto a la ciencia y la tecnología en 2013 y el propuesto para 2014. “Con los anteriores presidentes no hubo un compromiso importante con la ciencia y la tecnología, decían lo que querían, incluyendo la modificación a la ley para que tengamos el 1% del PIB (Producto Interno Bruto), pero realmente nunca hubo un apoyo relevante como el que estamos viendo”.

Bolívar Zapata examinó la política de CTI a través de los contenidos del Plan Nacional de Desarrollo y el Pacto por México e insistió en el tema del presupuesto: “A lo mejor para el fin de sexenio no llegamos al 1% sino al 0.8% del PIB, que es el doble de lo que teníamos. Si sigue habiendo la sensibilidad del presidente, del secretario de Hacienda y con el compromiso del Conacyt, pienso que puede haber buenas noticias. Por eso estamos entusiasmados y debemos sumar los esfuerzos”.

En ese sentido, también habló de la importancia de tener una estrategia conjunta de difusión de los avances en ciencia y tecnología con los gobernantes, legisladores y jueces: “Tenemos que hacer un esfuerzo muy importante para informar a los diferentes tomadores de decisiones del estado del arte de muchas de las cosas sobre las que tienen que decidir, juzgar y legislar”.

Mayor recaudación para invertir en la ciencia

Con el tema de “La importancia de la investigación en ciencia básica”, el doctor Manuel Peimbert, investigador emérito de la UNAM, dijo citando al Premio Nobel de física Abdus Salam, que la creación, el dominio y el uso de la ciencia moderna son los factores que distinguen a los países subdesarrollados de los desarrollados.

Explicó que todos los problemas centrales de la humanidad tienen que ver directa o indirectamente con el desarrollo de la ciencia básica, y que para desarrollarla se requiere de recursos humanos y económicos, los cuales tendrán que provenir fundamentalmente de la recaudación fiscal. Pero precisó que “no solo tendríamos que pagar más impuestos para que se pueda recaudar más, sino también hay que exigir más transparencia en el manejo del gasto público, combatir la corrupción en todos los niveles y la evasión fiscal”.

Que la inversión en CTI se vea en el crecimiento

De cara al segundo año del gobierno de Enrique Peña Nieto, el Conacyt enfrenta el reto de demostrar con hechos que la inversión en ciencia y tecnología permitirá un mayor crecimiento para el país, señaló en su intervención Julia Tagüena, directora adjunta de Desarrollo Científico del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt).

Señaló que las contingencias por los fenómenos naturales que recientemente han afectado a México, no necesariamente tendrían que traducirse en un menor presupuesto: “Ante situaciones como las que vive actualmente el país si uno le pregunta a la gente qué prefiere: mejorar un puente o un proyecto de investigación, la respuesta parecería obvia, entonces debemos convencer a todos de por qué es importante la ciencia para construir el puente y reforzarlo con conocimiento”, mencionó.

Para apuntalar la presencia e influencia de los investigadores en la vida nacional, Tagüeña comentó que también se necesita retener a los jóvenes doctores en el país, vincular más la ciencia con los programas nacionales y el sector privado, así como descentralizar los centros de investigación, sin olvidar llegar al uno por ciento del PIB para CTI.

La AMC comprometida con la promoción y difusión de la ciencia

José Franco, presidente de la Academia Mexicana de Ciencias (AMC), hizo una descripción pormenorizada de las numerosas tareas que realiza la AMC desde hace 54 años. La organización que inició con poco más de 50 miembros, hoy en día suma 2 mil 428 investigadores muy destacados que trabajan en todas las áreas del conocimiento. Dio a conocer los programas que esta asociación ha creado desde su fundación para promover y difundir la ciencia entre la sociedad, así como los múltiples convenios que ha celebrado con instituciones nacionales e internacionales.

Además del reconocimientos a los científicos jóvenes y a las mujeres investigadoras a través de importantes galardones, y destacó la tarea que realiza la AMC para infundir entre los jóvenes el amor por la ciencia, mediante programas como el de Verano de la Investigación Científica y las olimpiadas en diferentes áreas del conocimiento, en las que México ha logrado, dijo, más triunfos que en las justas deportivas, sin que esto signifique menospreciar a otras actividades.

Entre los logros sobresalientes de la AMC, recordó Franco, están haber participado entre 1968 y 1969, a solicitud del gobierno de la República, en el estudio para la creación del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología; así como en 1983-1984 para el establecimiento del Sistema Nacional de Investigadores, dos referentes del actual sistema de CTI en el país.

La Academia Mexicana de Ciencias ha tenido además, explicó Franco, una relación importante con los Poderes Legislativo y Judicial, y una relevante participación en la creación de las leyes de Ciencia y Tecnología y de Bioseguridad.

Necesario cambiar el paradigma de desarrollo hacia el conocimiento: Narro Robles

Necesario cambiar el paradigma de desarrollo hacia el conocimiento: Narro Robles
Nota publicada por Alejandra Monsiváis, Miriam Gómez y Fabiola Trelles en la Academia Mexicana de Ciencias

Con el tema de Educación, considerado como uno de los tópicos de gran relevancia en la actualidad en nuestro país, El Colegio Nacional inició un ciclo de conferencias destinado a identificar problemas y hacer propuestas en diversas áreas de interés para la nación, como parte del programa de actividades que ha organizado para festejar el 70 aniversario de su fundación.

Las conferencias, que arrancaron ayer, están integradas en una serie de seis seminarios cuyos temas principales son Educación, Ecología y Desarrollo, Salud, Humanidades y Artes, Estado y Sociedad y Ciencia y Tecnología, los cuales serán abordados principalmente por miembros de El Colegio Nacional.

En la jornada de apertura, celebrada en el Aula Mayor de la sede oficial de la institución, en el Centro Histórico de esta capital, participaron José Narro Robles, rector de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM); Silvia Figueroa Zamudio, ex rectora de la Universidad Michoacana; Yoloxóchitl Bustamante Díez, directora del Instituto Politécnico Nacional (IPN), y Ruy Pérez Tamayo, quien fungió como moderador y coordinador del seminario de Educación.

Educación indispensable para el avance de la sociedad

En su intervención, el rector de la UNAM, quien es además miembro de la Academia Mexicana de Ciencias, habló de las grandezas de México y de sus potencialidades, de los problemas y del sitio que ocupa nuestro país en diversos indicadores elaborados por organismos internacionales; sobre el papel de la educación y el conocimiento en el desarrollo. También ofreció un panorama general de la educación en México, las desigualdades regionales y los principales retos que enfrenta el país en educación básica y superior y finalizó con algunas propuestas para superar los antiguos y nuevos retos en el sistema educativo nacional.

Como antecedente expuso que entre 1950 y 2012 se logró avanzar en cobertura universal en educación básica, el analfabetismo se redujo de 43.2% a 6.1%, y la matrícula pasó de 29 mil 892 estudiantes a casi 3 millones 275 mil alumnos.

En el ámbito político dijo que se puede afirmar que en los últimos 80 años los cambios de gobierno se ha sucedido mayormente en paz y con una elección de las autoridades en las urnas, con los defectos e imperfecciones del sistema, a pesar del presidencialismo exacerbado, con lentitud en los procesos y un costo elevado en muchos sentidos.

“Hoy contamos con una sociedad más informada y participativa, con mayor equilibrio entre los poderes y mayor libertad de expresión y aun con sus deficiencias no se puede negar que en nuestro país se ha iniciado la deseada normalidad democrática”.

Narro Robles destacó que no se pueden desconocer las riquezas y los grandes avances de país, ni tampoco que es la economía número 14 del mundo, según cifras del Banco Mundial, además de la estabilidad económica nacional que está fuera de duda pese a los vaivenes naturales de un sistema financiero internacional, que calificó lleno de vicios e incompetencias.

Indicó que con las ventajas que tiene nuestro país con todos los recursos disponibles y de las riquezas de que se disponen, resulta increíble que casi la mitad de nuestra población viva todavía en condiciones de pobreza, así como tampoco es posible conformarse de que México ocupe el lugar 61 entre los 187 países que se consideran en el índice de desarrollo humano, ni con el sitio 53 entre 144 naciones en materia de competitividad, o el lugar 83 en la clasificación del ingreso nacional bruto per cápita entre 115 países.

Estos datos –apuntó- hacen explícita la paradoja que vive nuestro país: avances considerables frente a rezagos importantes, y nos indican que como nación debemos tomar medidas urgentes para incrementar el nivel educativo de todos, para hacer realidad el derecho social a la educación. Sostuvo que la educación no resuelve todos los problemas del país, pero sin educación es imposible resolver ninguno de los problemas.

“La Educación pública –apuntó- desempeña un papel cada vez más importante en el desarrollo de las naciones, la sociedad actual entendida en su sentido más amplio y en su dimensión global se encuentra en profunda transformación, los cambios son motivados especialmente por el avance del conocimiento de las ciencias y sus aplicaciones tecnológicas. En el ámbito mundial se ha instalado la era del conocimiento sin posibilidad de retorno, la creación de nuevo conocimiento y sus aportaciones tecnológicas requieren inversiones públicas y privadas importantes. Los países más desarrollados, incluso de los llamados emergentes los están haciendo, han favorecido el desarrollo de la ciencia en todas sus áreas incluidas por supuesto la ciencias sociales y también en las artes y las humanidades, que son fundamentales para el desarrollo armónico de las sociedades”.

Narro expuso que la actual situación que atraviesa la educación en el país, evidencia que el gran reto que enfrenta el sistema educativo mexicano radica en la necesidad de una reforma de fondo e integral, los avances que actualmente se están dando –reconoció- apuntan en el sentido correcto. “A mi entender, sin embargo, debe decirse que apenas es el inicio de la gran reforma educativa que el país necesita”.

De esta reforma dijo que debe abarcar desde la educación primaria hasta nivel superior y posgrado y que solo puede implementarse desde el Estado nacional por lo que se requiere de una política pública con objetivos y metas claras, diseñarla para el mediano y largo plazos. “Difícilmente podemos avanzar como nación moderna si no se otorga la debida prioridad a la educación, por ello, desde la UNAM, un grupo de académicos propuso una reforma al sistema educativo mexicano que se presentó el pasado 10 de diciembre”.

La reforma más importante y necesaria en México, mencionó el rector de la UNAM, es cambiar el paradigma de desarrollo y poner el énfasis en el conocimiento. “Los próximos lustros serán cruciales para colocar al país en el camino a la sociedad del conocimiento, pero también existe el riesgo de quedarnos a distancias insalvables del desarrollo. A nuestras generaciones les corresponde responder a esta responsabilidad histórica: dar pasos adelante o permanecer anclados al pasado”.

Va la SEP contra el abandono en la educación media superior

Va la SEP contra el abandono en la educación media superior
Nota publicada por Fabiola Trelles, Miriam Montserrat Gómez Mancera y Alejandra Monsiváis en la Academia Mexicana de Ciencias

Con la pretensión de alcanzar para el año 2022 el 90% de la cobertura escolarizada y 100% en la modalidad no escolarizada en el nivel de educación media superior, Rodolfo Tuirán aseguró que se busca construir un movimiento nacional contra el abandono en ese nivel educativo y para abatir dicho rezago será necesario bajar la actual tasa de abandono del 15% al 9% en el 2018, a más tardar.

La tarea a emprender será exigente, agregó el subsecretario de Educación Media Superior de la SEP, pues representa una y media veces más lo logrado en los últimos veinte años.

Asimismo, evaluó como importante definir un sistema de alerta temprano a través del control escolar, ya que el abandono se identifica claramente cuando se analizan las tasas de reprobación, inasistencia e impuntualidad.

Estas consideraciones fueron expuestas por el funcionario en el cierre del segundo y último día del seminario de Educación que llevó a cabo El Colegio Nacional como parte de un ciclo de conferencias que ha organizado con el motivo de su 70 aniversario.

Rodolfo Tuirán mencionó que el nivel educativo de media superior había sido un tanto olvidado, pero que ahora se le está dando importancia en el contexto de la reforma educativa de 2012.

“La nación que no educa a su población, simplemente no juega en la sociedad y en la economía del conocimiento, si un país no lo hace, simplemente está fuera del juego; y si lo hace pero sin convicción, sin invertir suficiente en ciencia y tecnología simplemente no participa en ese juego mundial o lo hace con desventajas evidentes en el juego mundial de la competitividad y la productividad”, resaltó.

Durante 60 años la matrícula se multiplicó 106 veces, de 1952 (2.4%) a 2012 (66%), pero esto se vio frenado por la crisis económica que se vivió en los años 80.

La educación, añadió, siempre ha sido sensible a las oscilaciones presupuestales y en contextos de crisis cualquier reducción significativa en el presupuesto, tarde o temprano se va a expresar en una disminución o en un estancamiento de la matrícula y de la cobertura.

Aseguró que esto se puede ver reflejado cuando se compara en el contexto internacional, ya que el porcentaje de México en cobertura, que es de 66%, es superior a la media mundial (59%), pero inferior a la media latinoamericana (75%); es decir, por debajo de aquellos países que tienen un desarrollo similar al nuestro, lo que calificó de un primer motivo de preocupación.

Para acelerar el paso en la cobertura en educación, afirmó, es necesario disminuir el abandono escolar y mejorar la transición de la secundaria a la preparatoria, a través del crecimiento de las ofertas no presenciales de la educación media superior: la preparatoria abierta, en línea, virtual, entre otras modalidades, para ofrecérselas a los jóvenes.

Tuirán indicó que para los años 2021-2022 se pretende que la cobertura escolarizada deberá llegar a casi el 90% y con la modalidad no escolarizada llegar al 100%; y para lograrlo esto, una condición fundamental es abatir el rezago estableciendo como meta bajar de una tasa actual de abandono del 15% a una de 9% a más tardar en 2018.

“Se oye poco, pero esos seis puntos es una y media veces lo logrado en los últimos veinte años, no es un asunto fácil. Por eso estamos empeñados en construir un movimiento nacional, un movimiento amplio contra el abandono escolar en el nivel medio superior”, sostuvo.

El sistema educativo del país afectado por las desigualdades: Silvia Figueroa

El sistema educativo del país afectado por las desigualdades: Silvia Figueroa
Nota publicada por Alejandra Monsiváis, Miriam Gómez y Fabiola Trelles en la Academia Mexicana de Ciencias

Silvia Figueroa Zamudio, ex rectora la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, sostuvo que el sistema educativo mexicano tiene un desempeño mediano, pues sigue siendo inequitativo y se ve afectado por las desigualdades, patrones diversos y externalidades. De ahí la importancia de reconocer e impulsar los resultados favorables a través de un sólido sistema educativo tridimensional que funcione a partir de compromisos, resultados y estímulos. Lo anterior lo señaló ayer en la sesión de apertura de las conferencias que se realizan El Colegio Nacional en con motivo de su 70 aniversario.

“La política educativa en México debe visualizarse como un engranaje completo y a largo plazo, es urgente consolidar el sistema educativo nacional que necesita nuestro país”, sostuvo.

Por esta razón, al referirse a los indicadores y tendencias en materia educativa que existen a nivel mundial, la exrectora de la universidad nicolaita sugirió: “Hay que tomarlas como eso, como tendencias y referentes, pero a pesar de las recomendaciones o presiones internacionales que puedan existir, debemos encontrar la medida exacta para nuestro sistema educativo, muy a la mexicana.”

Agregó que, desde la perspectiva local, lo que necesitamos es de un modelo mixto en el que las “variables exógenas” correspondan a organismos nacionales como la Subsecretaría de Educación Superior y la ANUIES (Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior); mientras que las “variables endógenas” correspondan a las instituciones públicas, de manera que se puedan ir cumpliendo los objetivos de acuerdo con las características, contextos y tiempos propios, siempre desde una prospectiva que muestre hacia donde se transita y cuánto se ha avanzado.

Este tipo de estrategia, agregó, va mucho más allá de solicitar más presupuesto para la educación en términos del Producto Interno Bruto. “No se trata solo de dinero sino determinar cómo y en qué se gasta, así como revisar permanentemente los impactos de las inversiones, de los recursos -que por definición son escasos- y condicionar una parte a la consecución de metas y objetivos en cada centro educativo”.

Por último, y respecto a los conflictos sociales que atraviesa el país, enfatizó que hoy más que nunca es importante la participación del gobierno federal en todo el territorio nacional. “No es excusable la remisión de los problemas a zonas conflictivas; Michoacán, Oaxaca, Guerrero, requieren el apoyo federal. El gobierno federal no puede avanzar en otros estados dejando focos rojos en el país porque afectarán al sistema educativo en su conjunto”.

Una economía creciente, base del sistema educativo

En su participación videograbada, Yoloxóchitl Bustamante Díez, directora del Instituto Politécnico Nacional IPN, hizo un recorrido histórico del desarrollo de la educación técnica en México y de la propia institución. Dijo que la economía del país condiciona el desarrollo de las políticas públicas, entre ellas las correspondientes al sector educativo.

Explicó que solo un crecimiento sostenido de la economía, acompañada de una captación fiscal creciente, podrá ser la base para que el sistema educativo en su conjunto pueda trazarse metas ambiciosas. “Estas metas están indisolublemente unidas a la buena salud de las finanzas públicas”.

Añadió que una conformación más eficaz y útil del sistema de educación superior pasa por la integración adecuada de sus subsectores, por lo que en la educación tecnológica se podría incrementar sus relaciones y actividades de cooperación entre sus propios componentes.

No se ha creado una universidad en los últimos 40 años: Vega y León

No se ha creado una universidad en los últimos 40 años: Vega y León
Nota publicada por Alejandra Monsiváis, Miriam Gómez y Fabiola Trelles en la Academia Mexicana de Ciencias

El rector de la Universidad Autónoma Metropolitana, Salvador Vega y León, se refirió ayer a algunos aspectos relacionados con el presupuesto para 2014, que dan la idea, indicó, de un proceso de desaceleración de la economía mexicana, incluso de una recesión. Lo anterior “nos lleva a considerar que habrá una ‘estrechés financiera’, lo que propiciará una baja en el subsidio a las universidades públicas”.

Durante su participación en el seminario de Educación organizado por El Colegio Nacional como parte de las celebraciones por su 70 aniversario, el rector de la UAM señaló que para el sector educativo se prevé un presupuesto aproximado de 290 mil millones de pesos, que sin embargo, dijo, resultará insuficiente, y añadió que los primeros informes sobre los recursos de cada universidad muestran que el crecimiento presupuestal no va a satisfacer las expectativas de cada una de las instituciones de educación superior. “Esto nos llevará a una situación complicada en algún momento”.

Comentó que tenemos un país donde la desigualdad social si bien no crece de forma exponencial, se mantiene constante. Resaltó las cifras del CONEVAL en las que se estima que al último mes de julio la pobreza representaba poco menos del 50% del total de la población; “esto establece una desigualdad en las familias mexicanas y trae como consecuencia un fenómeno asociado que puede ser cada vez más agudo: el acceso a la educación”.

Añadió que las dificultades pueden ser mayores para los jóvenes mexicanos no solo para ingresar a la educación superior, sino para mantenerse dentro de las universidades públicas y privadas del país. “Sabemos que la deserción no disminuye notablemente y esto también es motivo de preocupación.

“Los recortes presupuestales a las instituciones de educación superior y la proliferación de algunos esquemas de beca-crédito, de préstamos, entre otros, van a llevar a un tema que es inevitable: pagar para estudiar, y esto es lacerante para las poblaciones de nuestro país que no tienen recursos”.

Dijo que para atender la demanda de ingreso de los estudiantes a la educación superior se deben poder en marcha algunas estrategias para poder aumentar la cobertura de las universidades públicas, y una de ellas es la creación de nuevas instituciones y programas de educación superior. “La UAM es la última universidad de alcance nacional que se fundó (su ley orgánica la faculta para poder establecerse en todo el territorio nacional), es decir, no se ha creado otra desde hace 40 años, lo cual llama poderosamente la atención”.

La educación podría hacer menos dramática la brecha entre la riqueza y la pobreza

En representación del director del Cinvestav, René Asomoza, miembro de la Academia Mexicana de Ciencias, el director adjunto Juan Méndez Nonell resumió en su breve intervención: “Si queremos transitar a la sociedad del conocimiento, la única vía que tenemos es la educación; si queremos hacer de nuestra economía una más competitiva en todos los indicadores y los movemos positivamente, la única vía es la educación, pero quizá lo más importante es cómo cerrar la brecha entre ricos y pobres en este país, sin duda alguna, el único camino por el cual podemos llegar a hacerlo menos dramático es el de la educación.

Las reformas en la educación no se pueden hacer sin los maestros: De La Fuente

Las reformas en la educación no se pueden hacer sin los maestros: De La Fuente
Nota publicada por Alejandra Monsiváis, Miriam Gómez y Fabiola Trelles en la Academia Mexicana de Ciencias

Juan Ramón de la Fuente, ex rector de la Universidad Nacional Autónoma de México, se pronunció a favor de un cambio en el modelo pedagógico en el sistema educativo mexicano, el cual se convierta en la esencia de una gran reforma educativa que deje atrás un esquema de educación que fue creado hace 60 años, cuando la prioridad para el país era salir a alfabetizar.

“El verdadero problema en la educación empieza por el modelo pedagógico, que es obsoleto, en las escuelas y en los hogares se sigue con la idea de que hay que memorizar las cosas. Antes se nos permitía llevar los libros a los exámenes porque de lo que se trataba era pensar y razonar, y eso es lo que hace un buen maestro, y eso es lo que no tenemos en el sistema educativo, es el modelo pedagógico el que debiera ser la esencia de una gran reforma educativa en nuestro país”.

De la Fuente, ex presidente de la Academia Mexicana de Ciencias, participó como ponente en el seminario de Educación, uno de los seis con los que El Colegio Nacional está celebrando siete décadas de existencia. El académico compartió la mesa de honor con el rector de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), Salvador Vega y León; y el secretario adjunto del Centro de Investigación y de Estudios Avanzados (Cinvestav), Juan Méndez Nonell.

En relación con la actual reforma educativa, De la Fuente calificó de correctos los cambios al régimen laboral de los maestros, pero observó que las reformas en el sector no se pueden hacer sin los maestros, de los que dijo el gobierno tiene que hacerlos sus aliados y no sus adversarios.

El ex secretario de Salud y ex presidente de la Academia Mexicana de Ciencias reconoció que el componente de la evaluación ha sido el motivo de la mayor controversia, pero consideró que este aspecto habría que ponerlo en su justa dimensión.

“Me parece que hay que evaluar a todos en el sistema educativo, no puede haber excepción. Lo que no creo que sea ni oportuno ni necesariamente válido es tratar de evaluar a todos con la misma vara, eso es quizá la parte del problema”.

Al respecto, consideró que el conflicto en que se ha convertido la evaluación tendrá que resolverse de manera diferenciada, ir introduciendo la cultura de la evaluación. “Si esto puede o no destrabar parte del problema, no lo sé, pero hay un planteamiento en el que no renuncias a la evaluación, no renuncias al rigor académico, no renuncias al principio que estás defendiendo y abres espacio para que se pueda acomodar el proceso en las diferentes regiones del país en función de su realidad y no de una evaluación generalizada”.

Un sistema educativo que estimule la creatividad

Juan Ramón de la Fuente aseguró que para lograr una economía sustentada en el conocimiento se requiere de un sistema que –además de tener una infraestructura moderna y dinámica, así como una base sólida de capital humano- estimule más la creatividad y el espíritu crítico.

Aunado a lo anterior, señaló que a pesar de que el gasto público en educación y el capital humano en esta materia ha crecido en las en los últimos treinta años en el mundo y en México, eso no se ha traducido en un beneficio social en el país. “Tenemos pocos recursos en educación, pero los gastamos mal esa es una parte fundamental del análisis”.

En ese sentido, sugirió que la sociedad en su conjunto debe recordar a los tomadores de decisiones que la investigación transforma la inversión en conocimientos y que la innovación transforma esos conocimientos en mejores bienes y servicios que pueden ser comercialmente exitosos, pero también socialmente valiosos; es por eso que llamó a invertir en investigación.

Asimismo, sostuvo que no solo se trata de un asunto de dinero, lo es también de planeación, de compromiso, de visión a largo plazo y de tener ruta y objetivos.

Sobre esto, destacó que los países que han logrado hacer de la educación su palanca de desarrollo, tienen como común denominador a las ‘universidades de clase mundial’. Se trata, explicó, de un modelo para desarrollar una institución mundialmente competitiva, que genera y transmite conocimientos avanzados, tiene egresados que se insertan exitosamente en cualquier mercado laboral global, sean éstos emprendedores, académicos, empleadores o técnicos.

Discuten el futuro de la genómica en México

Discuten el futuro de la genómica en México
Nota publicada por Luz Olivia Badillo y Alejandra Monsiváis en la Academia Mexicana de Ciencias (6 Mayo 2013)

La velocidad con la que se acumula la información sobre el genoma humano (la totalidad de su información genética), así como la profundidad y el detalle con la que se obtienen datos útiles en el ámbito de la salud, son ahora más grandes que nunca; lo cual hace prioritario enfocar los futuros proyectos de investigación de este campo hechos en México, dijo el doctor Xavier Soberón, director del Instituto Nacional de Medicina Genómica (INMEGEN) durante el simposio “Genómica y Salud: perspectiva tecnológica”.

El evento se realizó en abril en las instalaciones del INMEGEN y es una de las 60 mesas de análisis que organizan el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología, la Academia Mexicana de Ciencias (AMC) y el Consejo Consultivo de Ciencia con el fin de generar un análisis nacional sobre las principales tendencias y avances de la ciencia. Las conclusiones de cada mesa se verterán en documentos que se harán llegar a las autoridades competentes.

Los especialistas participantes dieron un panorama de los proyectos principales que se realizan tanto en sus laboratorios e instituciones, como en los centros mundiales.

“Hay un campo muy amplio en el diseño de medicina genómica para tratar enfermedades crónicas en México”, dijo el doctor Carlos Aguilar, integrante del Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán.

México vive una epidemia de enfermedades crónicas; la más preocupante es la diabetes tipo II porque el 14.4% de la población la padece. Otras enfermedades son la cardiopatía isquémica y la obesidad, aunado a que tenemos una prevalencia del 60.5% de concentración del colesterol con HDL (lipoproteínas de alta densidad), razón por la que casi un 40% de los mexicanos presentan colesterol elevado en la sangre.

“El estudio de la constitución étnica de nuestra población abre una oportunidad para contribuir con nuevo conocimiento”, aseguró.

Por su parte, Jorge Meléndez, investigador del INMEGEN y miembro de la AMC, dijo que México es el único país latinoamericano que pertenece al International Cancer Genome Consortium, un centro donde se comparten experiencias y se secuencia el ADN (ácido desoxirribonucleico) de los diferentes tipos de cáncer. En la institución donde labora, se ha secuenciado el material genético de los tumores de cabeza y cuello, el linfoma de células B, cáncer de mama, cervicouterino y de páncreas.

“Con todas estas iniciativas hemos obtenido conocimiento básico y conocimiento potencialmente aplicable. Encontramos nuevos mecanismos mutacionales del cáncer donde se tienen indicios de que, algunos tipos, podrían ser prevenibles. También encontramos decenas de genes nuevos responsables del cáncer o que no sabíamos que participaban”, afirmó.

Dada la relevancia de los hallazgos obtenidos hasta ahora y los que vendrán, es vital contar con sistemas tecnológicos que resguarden las muestras utilizadas en la gran diversidad de experimentos, de esta manera es posible repetir pruebas si es necesario, o hacer unas nuevas para ampliar la información, sostuvo el doctor Hugo Barrera, investigador de la Universidad Autónoma de Nuevo León y también miembro de la Academia Mexicana de Ciencias.

La creación de biobancos (sitios de colección de muestras biológicas) debería estar en la legislación; es una medida que deberíamos de promover en todas las instituciones médicas del país para que éstas no sólo se dediquen a la asistencia a la salud sino que también hagan investigación, afirmó. En el almacenamiento de las muestras, se especificará todo lo que ocurra con ellas, incluyendo las reglas para su uso.

En su intervención, la doctora Lena Ruiz, investigadora de la Facultad de Química de la Universidad Nacional Autónoma de México e integrante de la Academia Mexicana de Ciencias, comentó que la genómica también favorecerá el desarrollo de nuevos fármacos, pues éste es un proceso que tarda en promedio veinte años y se le invierten grandes sumas de dinero desde las primeras fases de búsqueda hasta las últimas pruebas clínicas en humanos. El conocimiento genómico podría ayudar a disminuir tiempo de investigación y costos.

La investigadora lleva varias décadas desarrollando nuevos medicamentos hechos a base de metales que han mostrado su efectividad en el tratamiento de diferentes tipos de cáncer en modelos animales; en años recientes comenzó a colaborar con el INMEGEN para conocer, desde la genómica, cómo funcionan los compuestos anticancerígenos que desarrolla.

Se espera que la medicina molecular y personalizada prevenga la aparición o detecte tempranamente una enfermedad; estratifique a los pacientes en grupos que permitan el tratamiento de la enfermedad de manera óptima; se haga una evaluación temprana de las reacciones de los pacientes a los medicamentos; se mejore la selección de nuevos fármacos, se reduzca el tiempo, el costo y la tasa de fracasos clínicos, comentó Soberón, quien también es miembro de la AMC.

Las aplicaciones y servicios médicos de la genómica son prometedores, agregó: “En una o dos décadas tendremos una verdadera revolución de la medicina personalizada y de alto valor económico. Estados Unidos invirtió 3.6 mil millones de dólares (mmd) para descifrar el genoma humano y a la fecha ha tenido un retorno económico de 796 mmd entre negocios y aplicaciones. Esto se traduce en fuentes de empleo bien remuneradas”.

En cuanto a las consecuencias éticas, jurídicas y sociales del quehacer de la genómica humana y las tecnologías que usa, Soberón aseguró que los temas sí están en el radar de la institución que dirige y de otras, incluso hay conceptos relacionados que ya se incluyen en sus protocolos de investigación. “Esto no quiere decir que el tema esté resuelto”, reconoció.

“El tema es muchísimo más amplio y tiene implicaciones mucho más profundas que solamente el quehacer ético del investigador directamente, y en ese sentido es que tenemos que intensificar y ampliar los estudios; sin embargo, no es tan fácil encontrar el financiamiento para hacerlos y tampoco hay tanta gente especialista en el tema”, finalizó.