Destaca “Scientific American” al investigador Mexicano en genética y biología molecular

Destaca “Scientific American” al investigador Mexicano en genética y biología molecular
Por Belegui Beccelieri en la Academia Mexicana de Ciencias

Junto con James Watson, co-descubridor de la cadena de ADN; Craig Venter y Francis Collins, ganadores en el 2001 del Premio Príncipe de Asturias por su trabajo en el descubrimiento de la secuencia del genoma humano, la revista Scientific American reconoció al mexicano Luis Herrera Estrella como uno de las 100 figuras más influyentes en el campo de la biotecnología.

El titular del Laboratorio Nacional de Genómica para la Biodiversidad del Cinvestav, fue incluido en The Worldview 100. The visionaries who continue to reshape biotechnology —and the world, por su trabajo en el desarrollo de semillas modificadas con tecnología cien por ciento nacional, dedicadas al campo mexicano.

“Debido a la falta de información y la oposición de los grupos anti-tecnología, su potencial todavía no se ha logrado. Los cultivos transgénicos reducen el costo de producción y el impacto ambiental negativo de la agricultura mediante la reducción del uso de agroquímicos “, es el extracto que publica la edición sobre el científico mexicano.

En su editorial, la revista de divulgación científica apunta que de diciembre de 2014 a marzo del 2015 envió docenas de misivas a líderes en biotecnología y biociencias para que nominaran a las personas que, en su consideración, son los más influyentes en la industria, academia, políticas públicas, financiamiento, leyes, entre otras.

El proceso generó una lista de alrededor 400 nominados, por lo que se recurrió a expertos para que seleccionaran a los 100 personajes más influyentes en la biotecnología actual.

Entre los seleccionados, añade la publicación en su comentario, aparecen investigadores que aportaron ideas fundamentales en los procesos biológicos, así como sus colegas que desarrollaron esos conocimientos para crear basados en la biología bienes y servicios que son la esencia de la biotecnología.

También, dice Scientific American, se reconoce a los expertos en negocios que tuvieron la visión para proporcionar apoyo financiero en el sector de la tecnología incipiente, junto con los empresarios que construyeron y aplicaron los principios de negocio que hicieron que esas inversiones valieran la pena. En la lista aparecen varios legisladores y administradores visionarios que entendieron la necesidad de crear las condiciones fértiles que permitieran a la biotecnología florecer, y una serie de figuras clave de los medios que han ayudado a transmitir sus éxitos potenciales y a la comunidad en general.

“En la identificación de sólo 100 individuos, nuestra intención es ilustrar el alcance y la calidad de sus líderes, en lugar de ofrecer un registro definitivo de sus colaboradores ´más importantes´. Sin embargo, la lista muestra el escrutinio como un conjunto de personas extraordinariamente talentosas y eficaces”.

Con alrededor de 40 años de existencia, la biotecnología es relativamente una nueva industria. Su punto de partida fue la Conferencia de Asilomar de 1975 sobre el ADN recombinante, en el que se debatieron los posibles beneficios y riesgos de la manipulación del ADN y las formas en que debe ser regulado, se lee en el documento.

“A mí me escribieron de la revista para que nominara candidatos y me enviaron un cuestionario con preguntas que respondí y eso fue todo. De esto me enteré porque me llamaron unos amigos y me preguntaron si ya había visto mi nombre en la lista”, comenta el miembro de la Academia Mexicana de Ciencias.

Scientific American es una de las revistas de divulgación científica más prestigiadas del mundo, además de publicar trabajos experimentales originales, invita a expertos para que aborden temas de significada relevancia.

Los primeros 10 de la lista fueron los que más votos recibieron, mientras que los restantes 90 fueron ordenados en estricto orden alfabético.

Las primeras diez figuras en el campo de la biotecnología, según la publicación, son: George Church (genetista de la Universidad de Harvard), Francis Collins (genetista de los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos), Bill y Melinda Gates; Peggy Hamburg (ex comisionada de la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos, FDA).

Junto con ellos, Lee Hood (presidente del Instituto en Biotecnología y Sistemas), Eric Lander (investigador del Instituto Tecnológico de Massachusetts), Bob Langer (profesor del Instituto David H. Koch), Craig Venter (fundador y presidente del Instituto Craig Venter) y Janet Woodcock (del Centro de Investigación y Evaluación de Medicamentos de la FDA).

Además de realizar su labor de investigación en México, recientemente el doctor Herrera Estrella fue nombrado catedrático de la Universidad de Beiging donde impulsará una serie de trabajos de investigación sobre modificación genética de semillas de arroz y sorgo.

El ingeniero en bioquímica del IPN realizó estudios de doctorado en el departamento de genética de la Universidad de Gante, en Bélgica; en 1986 fundó el Departamento de Genética del Cinvestav Irapuato, y actualmente es director del Laboratorio de Genómica para la Diversidad y ha sido asesor del programa de biotecnología para América Latina de la ONU.

Es reconocido en el mundo por sus estudios sobre el genoma del maíz y la creación de variedades transgénicas aprovechando elementos como el fosfito en sustitución de fosfatos para el crecimiento de las plantas; además coordina una serie de trabajos sobre el frijol resistente a sequía.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s