El acoso en redes sociales induce al suicidio

El acoso en redes sociales induce al suicidio
Por Emiliano Cassani Serrano en Foro Consultivo Científico y Tecnológico

Depredadores o acosadores de las redes sociales llevan a sus víctimas a un punto de quiebre que resulta tan grave que los induce al suicidio, debido a que en la modalidad de acoso que es el ciberbullying exponen de una manera rápida y multiplicadora a sus víctimas, mencionó la doctora Rafaela Santos, presidenta del Instituto Español de Resiliencia (IER).

Alrededor de 24% de la población estudiantil española sufre algún tipo de acoso escolar, entre ellos el ciberbullying, indica el estudio “Comportamiento de la Salud en Niños en Edad Escolar” (HBSC por sus siglas en inglés) que fue realizado para 35 países por la Organización Mundial de la Salud (OMS) que contempla un rango de edad de siete a 17 años, comentó la doctora Santos.

“Por otro lado, la Sociedad Española de Especialistas en Estrés Postraumático ha indicado que de 24% de la población estudiantil que es sometida a situaciones de acoso escolar, al menos la mitad de ellos sufren un trastorno por estrés postraumático en el futuro, lo que les acarrea a esas personas graves problemas en su vida adulta. Si éstas cifras se manejan en España me atrevería a pronosticar que los números en México deben estar al doble, por los altos índices de violencia que maneja el país”.

¿Cómo actúa el depredador?

Explica la también directora de la Fundación Humanae, que el depredador de las redes sociales que realiza el ciberbullying puede manipular las imágenes que son expuestas por internet, lo que conlleva un efecto mucho más dañino, por mostrar a la víctima en una realidad inexistente y que la mayoría de las veces la sitúa en escenas terriblemente ridículas o embarazosas.

“Los adolescentes, cuando encuentran que han sido difamados con una virulencia absoluta sin saber de dónde proviene, no saben qué hacer y toman en muchas ocasiones decisiones erróneas por no encontrar una salida a su problemática”.

Los psiquiatras han catalogado este tipo de situaciones como un síndrome paranoide, por no saber quién es el individuo que perpetra el ciberbullying, lo que provoca en las víctimas aislamiento hasta conducirlos a un callejón sin salida que los lleve a la muerte.

Resiliencia, opción para combatir el ciberbullying

La escritora del libro “Levantarse y luchar”, cuenta que el término de la resiliencia proviene de la física, cuando un material es golpeado, antes de romperse se calcula el índice de resiliencia que tiene (capacidad de absorber un impacto sin deformarse) y volver a su estado original sin quebrarse.

Desde su percepción la resiliencia es más que solo resistencia, por lo que sería la capacidad de adaptarse a las distintas adversidades que surgen en la vida, de una forma flexible y lo mejor de ello poder salir fortalecidos, ya que según estudios un sujeto será sometido al menos a tres eventos traumáticos en su vida.

“En España el término de resiliencia es bastante conocido, se ha pasado una etapa de crisis económica muy fuerte, a partir de ahí se implementó la resiliencia en las empresas al hacer que los emprendedores trabajaran mucho en un sentido de levantar la capacidad de superación del tejido empresarial”.

En la educación la resiliencia se le ve como algo sumamente importante, porque es ahí donde se encuentra el sector que necesita más atención por parte de la sociedad, sobre todo se trabaja por crear anti fragilidad en niños y jóvenes dándoles herramientas para que puedan hacerse fuertes, porque en la mayoría de los casos, -dice la doctora Santos- se educa con sobreprotección lo que ocasiona personas vulnerables ante cualquier circunstancia.

Los instrumentos que han sido desarrollados por la Fundación Humanae y el IER para erradicar la violencia escolar son una serie de pasos que se mencionan a continuación:

1.- Sensibilizar a través de carteles que contienen un decálogo de cómo reaccionar en caso de acoso escolar.

2.- Crear la figura de mediadores educativos que son preparados en contextos de liderazgo, con la finalidad de que una vez que adquieran estas habilidades no permitan el acoso escolar.

3.- Dar intervenciones directas cuando los colegios mandan sus casos, para tratar a la víctima y desarrollarle la resiliencia, de igual forma con los acosadores para ubicar las actitudes disóciales   –gente que tiene poca empatía, que disfruta el sufrimiento ajeno- y tratarlas a una edad temprana que permita una salud mental prematura que evite sucesos violentos futuros de esos individuos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s