Losas de bambú: Ligeras, resistentes y económicas

Losas de bambú: Ligeras, resistentes y económicas
Por el Verenise Sánchez en la Agencia Conacyt

El arquitecto João Boto Caeiro, investigador de la Universidad Autónoma Benito Juárez de Oaxaca (UABJO), y la empresa Kaltia Consultoría y Proyectos crearon un sistema de losas basadas en vigas de bambú reforzadas con acero que sirven de estructura para las construcciones.

Estas bambulosas, como ellos mismos las llamaron, son igual de resistentes que las losas convencionales fabricadas con concreto y varillas de acero. Además, por el bajo costo del bambú, esta innovación podrían reducir hasta 20 por ciento los precios de la construcción de las losas, destacó el arquitecto.

Agregó que esto representa una oportunidad para las comunidades marginadas del país o para las zonas que son más afectadas por desastres naturales, ya que podrán construir casas resistentes a un costo menor.

Esta invención, realizada con el apoyo del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) a través del Programa de Estímulos a la Innovación, se encuentra en proceso de patente.

Bambú: el acero del siglo XXI

El bambú tiene importantes propiedades de diseño que lo hacen un material ideal para la construcción. Por ejemplo, tiene una resistencia de 102 kilos por metro cuadrado, mientras que el concreto tiene una resistencia de 82 kilos y la madera de 76 kilos, de acuerdo con el documento Perspectivas del bambú para la construcción en México, realizado por el investigador Víctor Rubén Ordóñez Candelaria y publicado por el Instituto de Ecología (Inecol). Además, agrega el artículo, el bambú es ligero, lo cual facilita su manejo.

Asimismo, el bambú no requiere de muchos cuidados para su cultivo, pues puede crecer en casi cualquier parte del mundo en donde exista un clima cálido y húmedo.

Tan solo en México existen alrededor de 200 mil hectáreas dedicadas al cultivo de bambú, ubicadas principalmente en los estados de Tabasco, Veracruz, Chiapas y Puebla, de acuerdo con el texto Cultivo de bambú, alternativa productiva en zonas pobres de México, publicado en 2013 por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO, por sus siglas en inglés).

Pese a todas estas ventajas, en México el bambú aún no se utiliza mucho en construcciones y es más empleado como elemento de ornato. No obstante, se debería de aprovechar más este recurso natural, ya que si se considera el gran déficit de vivienda que hay en el país, esta planta podría ser una alternativa para reducir el costo en su construcción, lo que beneficiaría a un sector muy amplio de la población, de acuerdo con la publicación del Inecol anteriormente mencionada.

El bambú como soporte

Con el propósito de aprovechar más esta planta, Boto Caeiro, en coordinación con los arquitectos y especialistas en ingeniería de construcción Verónica María Correa Giraldo, Esteban Flores Méndez y Mathieu Queiros, de la empresa Kaltia Consultoría y Proyectos, crearon las bambulosas.

Lo que hicieron fue añadir una tira de acero, sostenida por una especie de anillos también de acero, que le proporcionan mayor rigidez a las varas de bambú que miden tres o más metros de largo, y que son utilizadas como soporte en las losas.

En entrevista para la Agencia Informativa Conacyt, Boto Caeiro señaló que se trata de “un sistema prefabricado conformado por varias vigas reforzadas de bambú y elementos de acero que servirán como soporte de las losas, las cuales pueden ser de madera, concreto o del material que el cliente requiera”.

A decir del investigador, esta bambulosa es de ágil implementación, ya que al ser ligera (entre cinco y siete kilogramos por metro lineal, dependiendo del espesor del bambú), puede ser colocada por mano de obra no especializada, además de que no requiere de maquinaria para poder mover las estructuras.

Asimismo, agregó el arquitecto, son estructuras durables. Una bambulosa bien cuidada, es decir, que no esté expuesta constantemente a los rayos directos del sol, ni que sea mojada continuamente, puede durar cientos de años.

Además, Boto Caeiro reiteró que las vigas de bambú “tienen un diseño estéticamente agradable, son de bajo impacto ambiental y tienen un costo competitivo en el mercado”.

Hasta el momento, detalló que estas bambulosas se han utilizado en cuatro construcciones: dos en Oaxaca, una en Tlaxcala y otra más en Querétaro. Se espera que en un par de meses esta innovación sea comercializada a través de la empresa involucrada en el proyecto.

Innovación como detonador de desarrollo económico

Verónica María Correa Giraldo, cofundadora de la empresa Kaltia Consultoría y Proyectos, explicó que con la comercialización de estas bambulosas la empresa prevé que se duplicarán las ventas en el primer año, por el potencial que esta innovación tiene. Subrayó que no hubiera sido posible desarrollar esta tecnología sin el apoyo del Conacyt y el trabajo conjunto de la empresa y la academia.

“Desde hace varios años, en la empresa teníamos la idea de desarrollar esta innovación; sin embargo, no contábamos con los recursos económicos suficientes para impulsarla, pero con el Programa de Estímulos a la Investigación, Desarrollo Tecnológico e Innovación, pudimos generarla y ahora con esta creación tenemos proyectado que se dupliquen nuestras ventas”, manifestó.

Destacó que es importante apostarle al avance científico, tecnológico y a la innovación en el país porque estos son detonadores de desarrollo económico.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s