El recorte para la ciencia no impactará al Conacyt

El recorte para la ciencia no impactará al Conacyt
Por Emir Olivares Alonso en La Jornada

El recorte presupuestal de 900 millones de pesos al sector de ciencia, tecnología e innovación (CTI) fijado por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) es manejable, pues no impactará en los programas sustantivos del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt).

Así lo consideró el coordinador general del Foro Consultivo Científico y Tecnológico (FCCT), José Franco López, también investigador del Instituto de Astronomía de la UNAM y ex presidente de la Academia Mexicana de Ciencias.

En entrevista, el titular del FCCT –órgano asesor y de consulta en políticas científicas para Conacyt– reconoció que a nadie le gusta un recorte en el presupuesto, pero éste se veía venir ante la desaceleración de la economía, la caída de los precios del petróleo a escala global y el desplome del peso frente al dólar.

En 2014 el presupuesto de Conacyt fue de poco más de 32 mil millones de pesos, y para este año subió a más de 37 mil millones, un incremento de cinco mil millones de pesos. Entonces, quitarle 900 millones a ese aumento no impactará de manera negativa en los programas sustantivos de Conacyt.

Programas como el apoyo a la ciencia básica, becas para estudiantes de posgrado en México y el extranjero, cátedras Conacyt, los estímulos del Sistema Nacional de Investigadores, entre otros, no se verán afectados, planteó Franco López.

He hablado con el titular del Conacyt, Enrique Cabrero, y me expresó que aunque aún no se ha definido cómo se aplicará el recorte, en su mayoría se dirigirá al gasto corriente. El mensaje que debemos mandar a la comunidad científica es que los ajustes vienen, pero el monto es manejable.

El coordinador del FCCT agregó incluso que el monto aprobado para 2015 a los proyectos de ciencia básica es de poco más de mil millones de pesos, lo doble que el promedio que se les destinó durante la década pasada, que osciló entre 400 y 600 millones.

Admitió que el programa de cátedras Conacyt –para otorgar nuevas plazas a jóvenes investigadores en diferentes instituciones y centros de investigación– no tiene el mismo vigor que en 2014, ya que el año pasado fueron creadas más de 500 plazas y en 2015 serán poco más de 200. Sin embargo, acotó que lo destacable en este caso es que el programa no se congeló ni desapareció. No hay que subrayar que el número es menor, sino que se mantiene.

Franco aceptó que el recorte presupuestal de este año para CTI impactará la meta de alcanzar una inversión en el sector de uno por ciento del PIB al final del sexenio. Por ello, volvió a exhortar al sector empresarial a tomar protagonismo e inyectar más recursos a estos rubros, a fin de alcanzar el objetivo. Consideró además que el recorte general a la Secretaría de Educación Pública (SEP), de 7 mil 800 millones de pesos, representa una pequeña fracción, comparado con los más de 190 mil millones aprobados tan sólo para educación superior.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s