A los 13 meses de edad, los bebés ya entienden interacciones sociales complejas

A los 13 meses de edad, los bebés ya entienden interacciones sociales complejas
Por (LiveScience) en Cinvestav: Avance y Perspectiva

A pesar de lo que se pueda creer, bebés de un año de edad ya tienen interacciones sociales bastante complejas. Pueden entender lo que los demás saben y lo que no, y esperan que se comporten de acuerdo a eso.

En un nuevo estudio, pusieron a bebés de apenas 13 meses de edad a ver un show de marionetas, donde una atacaba a la otra, esperando que la otra huyera. Los pequeños demostraron curiosidad e intriga por el drama presentado. “Casi todos los bebés se veían muy preocupados cuando vieron la violencia de las marionetas”, dijo Yuyan Luo, psicóloga coautora del estudio, de la Universidad de Missouri.

En el show, 2 de los personajes (A y B) interactuaban de manera amigable, hasta que uno de ellos golpeaba a un tercer personaje (C). “Los bebés esperaban que el personaje A, hiciera algo al respecto si B estaba haciendo algo malo,” indicó Luo.

Antes de que empiecen a hablar y caminar, los bebés parecen tener comprensión social. A escasos 8 meses, los bebés demuestran gusto por ver castigados a adultos que se portaron mal, y para los 10 meses son capaces de desarrollar empatía por víctimas del abuso.

Inclusive, bebés muy pequeños parecen entender las perspectivas de otros, un talento llamado “teoría de la mente”. Investigadores no creían que la teoría de la mente se desarrollara hasta la edad preescolar, pero recientes estudios sugieren que comienza a aparecer entre los 7 y los 18 meses de edad.

Uno de los experimentos utilizados para probar la teoría de mente, consiste en que un bebé observa como alguien coloca un objeto en un lugar escondido y después abandona el cuarto. Mientras está ausente, otra persona entra al cuarto y cambia el objeto de lugar. Cuando regresa la primera persona, busca el objeto ya sea en el lugar original o en el nuevo lugar.

Los investigadores observan a los bebés para ver dónde esperan que la primera persona busque. Con este experimento se busca averiguar si los bebés entienden que la persona no debería saber que el objeto ha sido movido, o en otras palabras, que tiene una falsa creencia sobre el mundo.

La investigadora You-jung Choi, realizó un experimento parecido, pero para observar situaciones sociales.

El experimento se llevó a cabo a partir de un show de marionetas. La marioneta A y la B, interactuaron amigablemente al principio. Después la marioneta B golpea a una tercer marioneta C. En algunos casos, la marioneta A estaba parada cerca, observando el mal comportamiento de B. En otros, la marioneta A había abandonado el escenario y no presenció el golpe.

En otro escenario, la marioneta B golpea a la marioneta C, sólo por accidente. Finalmente las marionetas A y B se reúnen. La marioneta A actuaba o amable, o rehuía de la marioneta B.

La prueba se hizo con 48 bebés de 13 meses de edad. Los investigadores se ocuparon en rastrear cuánto tiempo reparaban los bebés en A, después del golpe de B.

Los bebés pre-verbales, pasaron más tiempo viendo cosas inesperadas. En este caso, las investigadoras se dieron cuenta de que los bebés se quedaron viendo más tiempo cuando A era amigable con B, después de haber visto como golpeaba a C, que cuando A rechazaba a B, después de presenciar el golpe. En otras palabras, los bebés se percataron de que A había visto que algo malo había pasado, y esperaban que A actuara en consecuencia.

Los bebés también observaron durante más tiempo cuando A rechazó a B después de no ver el golpe.

“Aunque el bebé vio a B golpear a C, el bebé esperaba que A jugara nuevamente con B”, dijo Choi. Este hallazgo indica que los bebés saben lo que A sabe y no sabe. No esperan que A rechace a B, porque A no vio que B hiciera algo malo.

Finalmente, cuando el golpe era accidental, los bebés observaban la interacción de A y B por igual, aunque A rechazara o no a B. Los bebés parecían haber reconocido la intención del golpe, al mismo tiempo que el conocimiento de A al respecto, dijo Luo.

El estudio fue publicado en la revista Psychological Science, es uno de los primeros en observar respuestas de bebés de corta edad ante interacciones sociales complejas, particularmente creencias falsas que puedan surgir durante situaciones sociales.  Estos talentos ayudan a los humanos a sobrellevar el mundo social cuando crecen.

Ahora las investigadoras se encuentran estudiando cómo reaccionan los bebés cuando un personaje hace algo bueno en lugar de malo. Las científicas quieren investigar como es que los bebés esperan que los testigos traten a las víctimas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s