Crisis de Agua y Gestión de Montañas

Crisis de Agua y Gestión de Montañas
En la gaceta del Instituto Politécnico Nacional Año LI, Vol. 17, Núm. 1124

“La gestión cuidadosa de las montañas para la adecuada conservación de los recursos hídricos debe ser una prioridad absoluta en un mundo que está sufriendo una crisis  de  abasto  de  agua  dulce”,  advirtió Alfredo Ortega Rubio, especialista en ecología del Centro de Investigaciones Biológicas del  Noroeste  (Cibnor),  ante  alumnos  y  profesores del Instituto Politécnico Nacional A través de la videoconferencia Áreas Protegidas  y  la  Conservación  de  los  Recursos Hídricos de México, realizada en el Edificio Inteligente,  el  pasado  21  de  noviembre,  el ponente  destacó  que  los  grandes  ríos  del mundo  tienen  sus  fuentes  y  cabeceras  en tierras montañosas, y más de 70 por ciento de  la  humanidad  depende  del  agua  dulce que se acumula en esas zonas.

“Las montañas son ecosistemas muy frágiles, las lluvias intensas, las fuertes pendientes y los suelos poco firmes pueden dar lugar a fuertes escorrentías de superficie, erosiones y deslizamientos de tierra. El mal uso de la tierra,  el  desarrollo  de  infraestructuras  y  el desmonte de las zonas montañosas puede condicionar  la  cantidad  y  calidad  del  agua de los ríos y los acuíferos”, subrayó.

Ortega Rubio explicó que la capacidad de infiltrar agua al subsuelo de las áreas depende de  las  condiciones  de  conservación  de  su vegetación y de sus suelos, de ahí la importancia de introducir el tema de la ineludible incorporación de la conservación del entorno  ecológico  en  la  gestión  de  los  recursos hídricos.

Indicó que los suelos con mejor estructura y más ricos en materia orgánica infiltran más agua,  mientras  que  los  empobrecidos  por la deforestación reducen significativamente su tasa de infiltración, lo cual produce una mayor escorrentía de superficie que irremediablemente provoca erosión.

El especialista agregó que el cuidado del medio natural y la preservación de los servicios ambientales  de  los  ecosistemas  redundan en el aseguramiento de la disponibilidad de agua  para  las  generaciones  actuales  y  futuras;  de  ahí  la  importancia  de  considerar como eje fundamental en la adecuada gestión  de  los  recursos  hídricos  a  las  Áreas Naturales Protegidas.

“Si bien las Áreas Naturales Protegidas iniciaron como un movimiento para conservar zonas  con  un  alto  valor  paisajístico,  curiosamente  éstas  también  incluyen  muy  altos valores  en  la  adecuada  gestión  de  los  recursos hídricos, como en el Desierto de los Leones y las Lagunas de Zempoala, por citar sólo dos de entre muchos casos”, detalló.

Sin embargo, el especialista en ecología del Cibnor advirtió que dichas áreas no garantizan  el  abastecimiento  de  agua  dulce  para las  próximas  generaciones  de  mexicanos, puesto  que  en  muchas  de  estas  zonas montañosas se tienen localizados importantes yacimientos, por lo que son considerados como mejor destino para invertir en proyectos mineros, que siempre terminan por erosionar estas tierras.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s