Analiza efecto de contaminantes en el pez mexcalpique, especie en extinción

Analiza efecto de contaminantes en el pez mexcalpique, especie en extinción
En la gaceta del Instituto Politécnico Nacional Año XLIX, Vol. 15, Núm. 1062

Hugo Fernando Olivares Rubio, alumno del Doctorado en Ciencias Químico Biológicas de la Escuela Nacional de Ciencias Biológicas (ENCB), advirtió que la concentración de diversos contaminantes en los lagos de la segunda sección del Bosque de Chapultepec pone en riesgo la reproducción del pez Girardinichthys viviparus o mexcalpique que habita esos cuerpos de agua.

El experto fundamentó lo anterior en el estudio Disrupción endocrina en Girardinichthys viviparus expuesto a mezclas complejas de metales y xenoestrógenos, con el que obtuvo la Maestría en Ciencias Quimicobiológicas y el Premio a la Mejor Tesis de Posgrado 2013 que otorga el IPN en esa área del conocimiento Refirió que existe información sobre los efectos de algunos tóxicos pero no sobre compuestos disruptores endocrinos (CDE), por ello midió el contenido de éstos en los lagos de la segunda sección del Bosque de Chapultepec y en la descarga de la planta de tratamiento de aguas residuales que los alimenta.

Hugo Olivares aseguró que el mexcalpique es vulnerable ante las exposiciones de CDE, que son compuestos sintéticos, persistentes y bioacumulables capaces de provocar alteraciones en los procesos de reproducción.

Detalló que su investigación se enfocó a conocer los efectos tóxicos sobre el eje de control endocrino sexual de los peces, que es fundamental para su reproducción y para el mantenimiento de las especies catalogadas en peligro de extinción.

El alumno de posgrado demostró mediante biomarcadores de exposición que la concentración de metales, hidrocarburos aromáticos policíclicos, fenoles, esteroides naturales y sintéticos en el agua, presentaron efectos dependientes del sexo del mexcalpique y fueron mucho más notorios en los machos respecto a las hembras; sin embargo, las poblaciones de estos peces en estos cuerpos de agua se han logrado mantener.

La conclusión a la que llegó es que a pesar del daño e interferencias en el eje de control endocrino sexual por los contaminantes, aún existe reproducción, lo que sugiere una gran capacidad de esta especie por mantenerse en el ambiente.

No obstante, insistió en la realización de estudios a nivel ecológico para conocer las posibles afectaciones en la estructura poblacional y ampliar los análisis ecotoxicológicos a otros ambientes acuáticos en México para conocer el riesgo toxicológico de los CDE en otras especies endémicas y comerciales.

Para Olivares Rubio es importante que dependencias como la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales elabore estudios y normas sobre los riesgos tóxicos de una mayor cantidad de contaminantes en los cuerpos de agua en función de su uso, porque estimó que “hay un hueco normativo”.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s