Incorporan al Sistema Nacional de Investigadores (SIN) a científicos de las universidades privadas

Incorporan al Sistema Nacional de Investigadores (SIN) a científicos de las universidades privadas
Por Laura Poy Solano en La Jornada

El Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) firmó un convenio para incorporar al Sistema Nacional de Investigadores (SNI) a los científicos y tecnólogos que laboran en las instituciones particulares de educación superior del país, con lo que se destinarán recursos públicos a fin de cubrir la totalidad de sus estímulos salariales y no sólo un 30 por ciento como ocurría desde 2008.

Al acto protocolario, donde acudieron representantes de 40 universidades particulares, entre ellos el rector del Tecnológico de Monterrey, David Ramírez Padilla, no se dio a conocer el monto que se destinará a los investigadores de estas casas de estudio tampoco se convocó a los medios de comunicación: se informó del hecho a través de un comunicado de prensa.

Enrique Cabrero, director del Conacyt, señaló que con esta decisión el organismo público aportará, por conducto del SNI, el cien por ciento del monto del estímulo económico a los investigadores miembros de este sistema que laboran en instituciones particulares de educación superior, y aseguró que la finalidad es contribuir al desarrollo integral de la investigación científica y tecnológica en México.

De acuerdo con el Presupuesto de Egresos de la Federación 2014, se asignaron recursos públicos por más de 81 mil millones de pesos para el impulso a la ciencia, la tecnología y la innovación. De éstos, poco más de 31 mil millones serán ejercidos por el Conacyt.

Sin embargo, México sólo destina cerca de 0.4 por ciento de su producto interno bruto (PIB) al desarrollo científico y tecnológico, pese a que la Ley de Ciencia y Tecnología determina que el Estado debe invertir uno por ciento, meta que se espera alcanzar hasta el final de este sexenio.

El Conacyt informó que las universidades privadas beneficiadas deberán canalizar el equivalente del estímulo que se entregue a sus especialistas a través del SNI, al desarrollo de la investigación en sus instalaciones, así como al fomento de posgrados de excelencia.

Y agregó que luego de analizar los problemas de las instituciones de educación superior se decidió formalizar el acuerdo con fundamento en los artículos 66 y 67 del reglamento del SNI, publicado en el Diario Oficial de la Federación el 26 de diciembre de 2012.

De acuerdo con esta normatividad se pueden otorgar estímulos económicos a investigadores que laboran en instituciones sociales o particulares que han suscrito convenios con el SNI y que se encuentran inscritas en el Registro Nacional de Instituciones y Empresas Científicas y Tecnológicas; lo anterior, siempre y cuando se haya dado cobertura previa a los estímulos que requiere la investigación pública.

El consejo reconoció que históricamente las instituciones privadas no habían sido incluidas en el pago de este estímulo, por lo que representantes de universidades particulares plantearon ante el Conacyt la necesidad de contar con el apoyo para sus investigadores adscritos al SNI.

Creado en 1984 para contener el deterioro financiero de las universidades públicas y de los ingresos de la mayoría de sus investigadores.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s