Sin más y mejor educación no crecerá la innovación del país

Sin más y mejor educación no crecerá la innovación del país
Nota publicada por Reyna Paz Avendaño de la Crónica de Hoy (13 Noviembre 2012)

México tiene una circulación baja del conocimiento que afecta al sistema nacional de innovación, pues sólo hay una difusión del trabajo científico a través de artículos y no existe una clara vinculación con el sector empresarial, indicó Giovanna Valenti Nigrini, investigadora de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (Flacso) sede México, durante la cátedra “Las Universidades y los sistemas nacionales de innovación”, realizada en el auditorio Alfonso Reyes de El Colegio de México.

“En el país tenemos dos tipos de sistemas de innovación: empresa y academia, siendo este último en el que nos ubicamos. Por eso es importante aprovechar los recursos humanos y la escolaridad, porque cuando ambos índices se juntan, crean un sólido sistema de innovación, el cual se convierte en el factor más importante del crecimiento económico nacional”, explicó la académica.

Y sentenció que no se puede hablar de innovación mientras el gobierno no sea capaz de dar incentivos para articular a los tres actores: mercado, instituciones y gobierno. “Una mayor cobertura de educación superior sin una visión estratégica que considere la formación de recursos humanos, el uso de conocimiento y aprovechamiento del mismo, seguirá cosechando de forma aislada los esfuerzos institucionales y empresariales en innovación”.

ESTADÍSTICAS. Por otra parte, a través de un estudio estadístico, basado en las teorías de capital humano y de comunidad de innovación, Giovanna Valenti demostró que a pesar de que en 15 años ha aumentado la matrícula a nivel licenciatura —pasó del 2 al 5 por ciento anual—, prevalece un bajo interés por las ciencias exactas y una alta concentración en áreas administrativas. Según las cifras expuestas, en 1995 existía un 3 por ciento de mexicanos estudiando alguna ciencia exacta, pero en 2009 el número se redujo al 2 por ciento.

Por el contrario, el área de administración ocupa un 50 por ciento, seguido de la rama de salud que abarca 10 por ciento, pero en contraste las ciencias agropecuarias no llegan al 3 por ciento. En el área médica, detalló que en México existen dos doctores por cada 100 mil habitantes, indicador que se coloca debajo de Brasil que tiene cinco, de Canadá con 13, de Estados Unidos con 17 y muy distante de España con 50 médicos.

A pesar de las cifras, enfatizó que el país sí ha mejorado en cobertura de educación superior, pero no en innovación tecnológica. ¿Qué pasa con la parte que aprovecha los recursos?, interrogó Giovanna Valenti, y respondió: “los profesionales están concentrados en servicios comunales y sociales como educación y salud, pero no en la industria, panorama que se suma a que en México los resultados son vistos en términos de indicadores, es decir, cuentan sólo cuántos proyectos se generan, cuántos alumnos egresan”.

Lo anterior, indicó, genera otro obstáculo: los incentivos dirigidos a los profesores y no a la conformación de equipos de trabajo, a la producción de investigación y ni a los proyectos vinculados con el desarrollo de proyectos más allá de los fondos de investigación básica.

SECRETARÍA DE CIENCIA. Sobre las propuestas en educación superior, Rafael López Castañares, secretario general de la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior (ANUIES), señaló que la ciencia y tecnología deben caminar de la mano con la educación, “y eso no ha sido posible porque en México están distanciadas de las políticas públicas prioritarias. Debemos buscar formas para orientar a la educación superior a sistemas tecnológicos y de investigación”.

Después de que el pasado mes de mayo la ANUIES entregara el documento Inclusión con responsabilidad social. Una nueva generación de políticas públicas de Educación Superior, a los cuatros candidatos a la Presidencia, entre ellos, al Presidente electo, Enrique Peña Nieto, dijo, insistirán en la creación de la secretaría de ciencia y tecnología, de lo contrario, buscarán una propuesta que vincule todos los proyectos de innovación e investigación en una sola instancia.

“Existe un amplio consenso de que ninguna sociedad es superior a sus universidades, por eso es evidente que un medio de desarrollo nacional, local y regional es la universidad, y evidencia de ello es que los países avanzados cuentan con un eficaz sistema universitario y de investigación, que a través de sus instituciones contribuyen al sistema económico, aportando iniciativas que atienden altos estándares de calidad”, comentó.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s